La invasión de los cochecitos

Smart quiere triplicar su venta de unidades.
Jonathán Torres

A tres años de su arribo a México, el bebé ya quiere dejar de gatear. -Pretende que 2005 sea su año de consolidación. Su optimismo descansa en la -tendencia de que el consumidor mexicano se inclina cada vez más hacia los autos -pequeños, cómodos y de buenas prestaciones mecánicas. Su objetivo es aumentar -de 450 a 1,200 su venta de unidades.

- Según Bruno Cattori, presidente de Smart en México, la mayor parte de los -autos permanecen estacionados casi todo el día, además de que 1.2 personas -viajan en vehículo y un conductor dedica, de las 24 horas de la jornada, sólo -90 minutos a manejar. Bajo este panorama, el directivo confía en que sus “cochecitos -de precio premium” ($13,000 dólares) tendrán una alta aceptación en un -país donde los espacios para los autos cada día se reducen más.

- Pero esto no será tarea fácil. El equipo comercial de Smart en México -tendrá que arrancarse la mala imagen que pesa sobre la firma en torno a la -supuesta inseguridad que tienen sus vehículos. En 2001 algunos distribuidores -independientes vendieron unidades que no tenían servicio de postventa e -integraban motores que no estaban calibrados para la altura de este país. -Cattori afirma que eso ya se resolvió.

Ahora ve
No te pierdas