La lonchera del ejecutivo

El hotel Hampton Inn lanza un producto de mercadotecnia antihambre: el desayuno portátil para hués
Regina Reyes-Heroles

Son las 4:30 de la mañana, la maleta está lista, el boleto de avión en el portafolio y el check out hecho. ¿Tiempo para desayunar? Sí, pero el comedor está cerrado, lo mismo que las cafeterías y no tenemos ni una barra de cereal para arrancar el día a estas horas de la madrugada.

- Si esto le ha sucedido en algún momento, entonces conoce este problema típico de los viajes de negocios. Para este contratiempo, la cadena Hampton Inn creó una solución y un detalle de servicio extra.

- Se trata del programa Make it Hampton que pretende hacer la estancia de los clientes más cómoda. Dentro de este plan está la solución a los ayunos ejecutivos: cada huésped antes de llegar a la recepción a firmar su retiro, pasa por un mini kiosko en el que lo esperan bolsas con un desayunos listos para llevar (bautizados On the run breakfast).

- Se trata ni más ni menos que de una lonchera lista para llevar que incluye una botella de agua, una manzana, una barra de granola y un panecillo.

- La cadena Hampton forma parte de la familia de hoteles Hilton, pero esto no quiere decir que todos los hoteles de la firma tengan las mismas facilidades. En cualquier otro destino u hotel, si quiere un desayuno pequeño para llevar, deberá ordenarlo la noche anterior y pagar por él.

- Las loncheras ejecutivas están disponibles solamente en los hoteles de la zona norte del país, en Monterrey, Ciudad Juárez, Chihuahua, Saltillo y Torreón. “El común denominador es que sea sin costo”, afirma Rafael Flores, gerente de ventas de Hampton Inn Gallerias de Monterrey, uno de los primero hoteles que entendió lo incómodo que es viajar de un lado a otro sin disfrutar de un pequeño tentempié en pocos minutos.

- Al fin y al cabo el tiempo es el elemento más valioso y si alguien puede adelantarse a las necesidades y ahorrarnos un poco de éste, siempre se agradece.

- Como sus huéspedes más habituales son ejecutivos, Hampton ha decidido que todos los nuevos servicios sean pensados exactamente para ellos, como por ejemplo el hecho de que todas las llamadas locales sean gratis.

- ¿Quiere trabajar mientras se toma un daiquiri en la alberca? También se puede, porque hay internet inalámbrico en las áreas públicas del hotel y de alta velocidad en las habitaciones.

- El transporte es otro de los aspectos que la cadena ha decidido resolver. Mientras el lugar de la cita esté a 15 kilómetros a la redonda, un vehículo propio lo llevará a tiempo y sin cargo extra.

- Y, casi como una estrategia de mercadotecnia de un “Llame ya” televisivo, Hampton Inn ofrece a sus clientes su garantía de satisfacción a 100%: si el cliente no está conforme con el servicio, “la estancia es gratis”, agrega Jorge Aquino, gerente general del Hampton Inn Gallerias.

Ahora ve
No te pierdas