La muerte también es negocio

Tres empresas concentran la mayor parte del mercado privado, con una altísima rentabilidad. Incluso
Linaloe R. Flores

Mauricio Ramos y Evangelina Bautista fallecieron la misma noche en camas cercanas del Centro Médico Siglo XXI, en la capital. Sus cuerpos no tuvieron el mismo destino. El de Mauricio, un hombre de 45 años, fue velado inmediatamente, de acuerdo con el contrato que, en 1998, él mismo había establecido con una empresa funeraria en previsión de su muerte. El de Evangelina, de 54, ocupó un féretro usado. Sus deudos, resquebrajados en sus emociones y en su economía, sorprendidos y atolondrados por esa súbita muerte, tomaron una opción que estimaron como la más barata: contratar un servicio funerario ilegal.

-

Morir en México tiene tales vertientes. Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), ocurren 429,000 decesos al año en el país; hay cerca de 3,000 empresas y grupos irregulares en el mismo negocio, pero sólo unas 50 compañías ofrecen servicios funerarios completos.

-

Alguien tiene que hacer el trabajo. Y aunque suene mal decirlo, la muerte también alimenta un negocio. Se trata de una actividad altamente rentable para las principales firmas. Ofrecen planes para pagar en vida los gastos que ocasiona la muerte, y para quienes acuden a sus servicios fuera de esos esquemas de previsión a futuro los pagos son al contado, en un lapso que no excede dos días.

-

En México, un servicio completo, que incluye desde el ataúd hasta el traslado del cuerpo en la carroza fúnebre, puede llegar a costar hasta $180,000 pesos.

-

Según Juan Jaime Vargas, dueño de Funerales Preisa (Previsiones e Inhumaciones), el margen de utilidad de cada uno de los servicios que provee el sector va de 20 a 70% con respecto a su precio; respecto del capital invertido para ofrecerlos, oscila entre 100 y 200%. Vargas se ha dedicado a estudiar el comportamiento del sector en los últimos dos años ante la falta de indicadores y cifras oficiales.

-

La Asociación Nacional de Funerarias, inscrita en la Cámara Nacional de Comercio, agrupa a unas 20 empresas del ramo, pero de las pequeñas. Las más grandes no la integran. Alegan que a través de dicho órgano se ha fortalecido el tráfico ilegal de ataúdes, lo cual consideran la principal sombra de las compañías legalmente establecidas.

-

Del total de decesos que ocurren en el país, 60% es atendido por las organizaciones funerarias autorizadas, 35% por grupos irregulares y el resto por los servicios gratuitos que brinda el gobierno, tanto del Distrito Federal como de los estados.

-

Los líderes
Hay seis empresas que dominan el mercado en México. Tres son privadas: Gayosso (con 1,000 empleados), Funerales García López (con 650 trabajadores) y Preisa (con 580). Junto a ellas, hay otras tres agrupaciones, pero de gobierno, que actúan como privadas: una que pertenece al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), otra al Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la tercera a la Secretaría de la Defensa Nacional.

-“Nuestro principal competidor es el mismo Estado, que otorga un número importante de servicios debido a que atiende a sus derechohabientes; además de la creencia de que sus servicios son más baratos”, expone Rafael Romero, director comercial de Gayosso.

-

Tanto las agencias privadas como las públicas compiten en todos los servicios: los básicos, que incluyen trámites legales, traslado y preparación del cuerpo; ataúd; sala de velación; equipo para velación a domicilio; transporte al panteón con carroza fúnebre y autobús para acompañantes del cortejo; y la cremación, tanto la urna para las cenizas como el uso del horno. Las seis empresas mayores ofrecen planes de previsión a futuro.

-

Ellas poseen tecnología avanzada para la cremación. Las tres líderes del sector privado destinan 20% de sus ingresos a mantener equipamiento de punta; las de gobierno invierten poco más de 30% de sus ganancias en adquirir y conservar hornos crematorios de alta calidad, de acuerdo con estimaciones elaboradas por la Secretaría de Salud, dependencia encargada de verificar las condiciones sanitarias de las funerarias.

-

La cremación, hasta 1982, era realizada sólo por las agencias del gobierno, pero a partir de esa fecha las autoridades otorgan concesiones a las privadas para poseer y operar hornos crematorios, si bien les exige demostrar una alta capacidad de operación técnica.

-

Quitar el carácter lúgubre
Las grandes corporaciones también tratan de mejorar su servicio, por ejemplo, intentando quitar el carácter lúgubre de los velatorios en sus instalaciones. Hace unos años, en el Distrito Federal, García López tomó iniciativas en este sentido. Empezó a realizar velaciones en salas con colores tenues y capacitó al personal de asistencia para que tratara el hecho de morir como un acto natural.

-

Preisa y Gayosso introdujeron esa modalidad en sus servicios poco después. Así fue como ocurrió el adiós de Mauricio Ramos, una forma atípica en la tradición mortuoria en México: ningún familiar se vistió de negro.

-

“El objetivo es eliminar de una vez por todas el aspecto lúgubre de los velorios”, expresa Óscar Padilla  López, propietario de Funerales García López. Para Carlos Reyna, ejecutivo de Gayosso, el asunto de la muerte es un evento social: “Los deudos ingresan a la sala a encontrarse con sus familiares y amigos. Es un acontecimiento de sociedad. Al fin y al cabo, la muerte es así, un motivo de reunión.”

-Pero con el fin de mantener el prestigio de líder en el sector se debe estar capacitado para brindar un servicio integral que inicia al recoger finado en el lugar del deceso. La organización del velorio, el traslado de los deudos y la sepultura del cadáver o su cremación constituyen una cadena en la que no debe haber fallas ni retrasos.”

-El 18 de octubre de este año Gayosso amplió su oferta, al inaugurar un edificio de 10 pisos de depósitos de cenizas ubicado junto a sus oficinas centrales, para que allí queden depositadas las urnas, y no en un panteón, como ocurre tradicionalmente. De un total de 75,000 que posee, ya ha vendido el derecho al uso futuro de 70%. La empresa invirtió en el mausoleo $125 millones de pesos.

-

A la bolsa
Fundada por Eusebio Gayosso a principios del siglo XX, la funeraria con mayor tradición en México fue vendida en 1994 a la estadounidense Stewart Enterprises; su último heredero, Juan Arrangoiz Gayosso se deshizo de la firma poco antes de morir. En agosto pasado cambió de manos nuevamente: la adquirieron los hermanos Guillermo y Ramiro Cantú, propietarios de Jardines del Tiempo, organización dedicada a vender lotes en panteones.

-

El reto de la compañía es aumentar la participación en el mercado y llevar las agencias a todas las ciudades con más de dos millones de habitantes (hoy tiene presencia sólo en la zona centro de la república y en el Bajío). El próximo año Gayosso pretende cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores. La decisión se tomó después de un análisis del mercado que se realizó durante seis meses, según explica Romero.

-

Funerales García López, con 10 agencias en la ciudad de México, es reconocido por sus competidores como un negocio que ha impuesto pautas. La firma se inició en 1982 en el área de cremación, cuando los únicos que brindaban este servicio eran el IMSS y el ISSSTE. Ha comprado casas de la época porfiriana en la capital y las ha remodelado para servir de velatorios. Las agencias guardan los estilos arquitectónicos originales e intentan mostrar un aspecto menos lúgubre.

-

Preisa fue fundada por Lauro Uribe Mayén en 1982. Los sismos de 1985 lo llevaron a ampliar su negocio, cuando apenas comenzaba a desarrollarse como funerario. Entre sus planes de crecimiento, se propone invertir $65,000 dólares en un horno. También adquirirá un cementerio en Tepexpan, Estado de México, que contará además con un mausoleo.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las empresas pequeñas del ramo están dedicadas a brindar servicios de necesidad inmediata a clientes con bajo poder adquisitivo y a trasladar cadáveres de mexicanos que mueren en Estados Unidos.

-Según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, dos personas mueren en forma violenta en la capital por día; esta parte del mercado es atendida por las funerarias más chicas. Por lo menos tres de cada 10 de sus funerales se realizan por esta causa.

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×