La nueva cara del Valle del Silicio

Obligada por la crisis en la tecnología, Guadalajara deja de apostar todo a la electrónica... y as
Guadalupe Rico / Guadalajara

Aunque desde hace un año se sabía que On Semiconductor cerraría en forma escalonada su planta en la capital de Jalisco, el punto final, hace unos días, dejó un sabor de nostalgia en la industria electrónica de la región. Y es que con el cierre definitivo del otrora fabricante de semiconductores de Motorola, concluyeron 34 años de historia del que fuera el  pionero del Valle del Silicio mexicano.

-

Después de esta muerte anunciada, Jacobo González, director general de Cadena Productiva de la Industria Electrónica (Cadelec), no percibe más cierres o  migración de fábricas en el ramo. “Ya salimos de terapia intensiva”, confirma Eugenio Godard, presidente de la Delegación Occidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Electrónica, Telecomunicaciones e Informática (Canieti).

-

La etapa más crítica de la enfermedad, coinciden, se sintió el año pasado. Entonces, la baja en la demanda por la deceleración económica de Estados Unidos, la pérdida de competitividad frente a otras regiones y una sobrecapacidad instalada mundial de la manufactura, provocaron que algunas compañías tuvieran que reducir o mudar sus operaciones. El saldo de 2001 fue una caída en la tasa de crecimiento de 10 a 1% y la  pérdida de 15,000 empleos.

-

Esa crisis, sin embargo, puso a los industriales del sector en la disyuntiva de renovarse o morir. Optaron por lo primero, iniciando un proceso de reconversión hacia productos y servicios de mayor valor agregado. De acuerdo con González, los nichos de mercado en los que se detectan oportunidades de negocios son el automotriz, el aeroespacial, el high end en networking y computación, la infraestructura de telecomunicaciones, los sistemas electrónicos para equipo industrial, así como el diseño de hardware y software. “Gran parte de ese tipo de proyectos están llegando, porque son áreas que están creciendo y que muchas empresas, en su proceso de outsourcing, están buscando tener lo más cerca posible.”

-

En el cambio de modelo, asegura Godard, la competitividad ya no estriba en un bajo costo basado en la mano de obra barata, sino en la capacidad del cluster de brindar a los clientes un servicio de “altísima calidad”. Además, interviene Sergio García de Alba, ex secretario de Promoción Económica del estado, se puede tomar ventaja de que, mientras el mundo presenta un déficit de recursos humanos en ingeniería, en Jalisco sigue creciendo su oferta gracias a las bases que se sentaron en la anterior administración.

-

Si bien la reconversión es un proceso lento, el sector por lo pronto muestra algunos signos alentadores. Uno de ellos lo constituyen las exportaciones, que según pronósticos del presidente de la Canieti se mantendrán –si no es que superarán– en los niveles de 2001, cuando sumaron $10,500 millones de dólares. El otro, apunta el director de Cadelec, es la recuperación de 10,000 empleos en lo que va del año. Sin embargo, el primero aclara que en el cluster ya no habrá corporaciones con 9,000 empleados como en el pasado, sino compañías cuya plantilla no sobrepasará los centenares de personas. “Serán empresitas de nicho de algún satisfactor no necesariamente muy flashy, pero que estarán formando parte de la cadena de suministro.”

González espera una recuperación más clara a partir del segundo o tercer trimestre del próximo año. Es un plazo similar al que pone Godard. “Tenemos que reposicionarnos y jalar más proyectos antes de que termine 2003 para saber que vamos por buen camino.”
Ahora ve
No te pierdas