La nueva prioridad de las multinacionale

Estas empresas están más interesadas en el consumidor mexicano. ¿Quién se preocupa por el trabaj

El reporte de Las 100 multinacionales más importantes hace mucho que dejó de referirse a un grupo de empresas extrañas en el paisaje mexicano. Estas compañías entienden cada vez mejor lo que sucede en el país y, últimamente, están poniendo al consumidor como su principal objetivo. Este año, destaca el avance de Wal-Mart, pero también los grandes esfuerzos de organizaciones como las automotrices por, ahora sí, conquistar al comprador nacional.

-

El acento ya no está puesto sólo en producir aprovechando ciertas ventajas fiscales y una oferta de mano de obra barata. Esa puede ser una buena noticia: el país tiene un poder adquisitivo interesante y las firmas internacionales ya toman más en serio a su mercado, como lo destacan los directivos de Ford y el presidente mundial de Unilever. Ese es otro de los cambios fundamentales en la lista: los bancos ocupan un lugar preponderante. En tan sólo dos años, saltaron a las 10 primeras posiciones por el interés de los grupos multinacionales en aprovechar las oportunidades que surgieron tras la crisis financiera de mediados de los 90.

-

El cambio de prioridades también puede ser una mala noticia: el trabajador mexicano ya no es tan atractivo para los grandes consorcios. La recesión en Estados Unidos, que inició hace exactamente un año, se tradujo en grandes recortes de empleo en el país, mayores que la baja en las ventas. Desde hace 12 meses el problema de la falta de competitividad de la mano de obra se ha convertido casi en una obsesión nacional, acompañada por el retraso en las reformas estructurales que habrían de mejorar la capacidad para competir con otros países.

-

Sobre ambos temas hay más discursos que planes concretos. En este número se publica en exclusiva una colaboración de The Economist Intelligence Unit en la que se analiza el estancamiento de la agenda de reformas propuesta por el gobierno de Vicente Fox. Según los pronósticos, será difícil que en este periodo ordinario de sesiones avancen los planes del Presidente. Tampoco se ven grandes resultados en los programas que no requieren la aprobación del Congreso, como se analiza en el reportaje sobre la desregulación, El trámite que falta. La resistencia al cambio se repite en muchos casos dentro de las gestiones estatales y municipales.

-

En cuanto a la competitividad de la mano de obra, la preocupación no tendría por qué ser exclusiva del gobierno o de las compañías mexicanas. Y no lo es. Cada vez más agrupaciones multinacionales toman conciencia de que tienen la responsabilidad de mejorar las condiciones de sus trabajadores en tal sentido. Esa es una forma de garantizar que sus inversiones en México produzcan frutos en el largo plazo. Y esa podría ser una nueva prioridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los editores

Ahora ve
Tribunal Supremo de España ratifica condena a Lionel Messi por fraude fiscal
No te pierdas
×