La nueva ruta al Oriente

Con Israel, México se anota su octavo TLC.
Verónica García de León

La mesura no parece ser una virtud de la política comercial: al menos, así lo indica la escalada aperturista de los negociadores nacionales. Pese a la escasa actividad diplomática y comercial con Israel, en poco más de un año y 10 rondas de negociación el gobierno mexicano cerró un tratado de libre comercio con ese país.

- Luis de la Calle, subsecretario de Negociaciones Comerciales Internacionales, admite que si bien no se ha visto a Medio Oriente como un mercado potencial para productos mexicanos, “es algo que debe cambiar”.

- De la Calle arguye que Israel es un gran comprador: sus importaciones en 1999 sumaron $30,000 millones de dólares, y el ingreso per cápita de sus siete millones de habitantes es de $17,000 dólares anuales. Además el funcionario ve muy conveniente la posibilidad de que ingrese a México, sin arancel, tecnología avanzada para la agricultura y la medicina. Con este TLC subyace la esperanza de revertir el hecho de que Israel exporta a México $144 millones de dólares e importa $25 millones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Miguel A. Velázquez, abogado experto en comercio exterior de la firma White & Case, opina que será difícil aumentar considerablemente los flujos comerciales bilaterales pese a que el acuerdo prevé liberar en su totalidad el comercio para 2005, con dos etapas de desgravación en 2000 y 2003.  “Los efectos se verán en el largo plazo –dice Velázquez–. México deberá competir con 39 naciones que tienen mayor intercambio con Israel”.

- Más allá de las oportunidades que otorga el tratado para la industria mexicana, una de las ganancias serían los capitales que arribarían desde Israel, con la intención de aprovechar los seis acuerdos comerciales que México ha suscrito en América.

Ahora ve
Maduro obliga a gobernadores electos a subordinarse a la Asamblea Constituyente
No te pierdas
×