La promesa de todos los años

-
Andrés Piedragil

En la página 27 de la edición de Expansión de julio 15 de 1970, representantes del Fondo de Garantía y Fomento a la Industria Mediana y Pequeña, organismo de Nacional Financiera, anuncian con orgullo los resultados de la institución: recursos por $350.9 millones de pesos y 5,087 créditos concedidos a empresas pequeñas y medianas (PYMEs). Estas organizaciones empleaban a 181,129 personas, sumaban –en conjunto– un capital contable de $6,637 millones de pesos y representaban una producción anual valuada en $11,695 millones de pesos. Las cifras, comentaron los representantes de la instancia, anunciaban que el apoyo federal a la PYME estaba en camino.

-

Sin embargo, los días van y vienen y el respaldo financiero al sector no pasa de ser una promesa que se repite todos los años. Así lo muestran datos difundidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público: en 2001, la principal fuente de financiamiento del ámbito PYME fueron sus proveedores (58.9% del total). En las condiciones actuales, la obtención de recursos económicos externos no es fácil para nadie. Así, uno de los sectores que ha esperado durante más tiempo la llegada del apoyo, las organizaciones pequeñas, probablemente volverá a tener que recurrir a la paciencia.

Newsletter
Ahora ve
Goodyear desarrolla los neumáticos del futuro
No te pierdas