La revolución espinosa

Un proyecto de desarrollo regional transformará el mercado del nopal.
Norma Lezcano

“Tenochtitlán” o “fruta de piedra” le llamaban los indígenas. Hay -indicios de su presencia en México desde hace 7,000 años. Pero será a fines -de 2004 cuando el nopal comenzará a producir una revolución de fuerte impacto -en la vida de los cientos de productores que por décadas han vivido de él.

- En la primera semana de noviembre se inaugura la primera nave industrial del -Proyecto Productivo San Bernardino Tlaxcalancingo, que lideró en su diseño la -Universidad de las Américas (UDLA) de Puebla, perteneciente a la Sociedad de -Productores de Nopal.

- “Es el resultado de un trabajo de prospección socioeconómica”, explica -Olga Lazcano, directora del Centro de Desarrollo Regional de la UDLA. Precisa -que éste se realizó con enfoque multidisciplinario y con el fin de promover -mejores condiciones de vida para la población.

- La iniciativa no sólo se presenta como un modelo de desarrollo regional -asistido, sino que promete introducir importantes cambios en las condiciones de -operación del mercado nopalero, un sector donde hoy dominan compañías como -Del Monte Foods (de Pacific Group) y Embasa (de Grupo DESC).

- Por varias décadas nuestro país ha desaprovechado su gran potencial. Por -ello, no resulta extraño que México se ubique en el sexto lugar en producción -y exportación. Los tres primeros lugares lo ocupan: Italia, España y Portugal.

- Ante este panorama, el proyecto respaldado por 40 académicos de la UDLA se -levanta como una estrategia revolucionaria en lo económico y social. Como pocas -veces, los recursos llegaron sin ningún problema. La Secretaría de Economía a -través del Fideicomiso de Fomento de las PYMES, aportó $10.2 millones de -pesos. En tanto la Secretaría de Desarrollo Económico de Puebla y el municipio -de San Andrés Cholula aportaron la infraestructura. Así se gestó una -estrategia que aborda el negocio del nopal bajo la lógica de lo que es un cluster. -El beneficio es claro: A unas 117 familias productoras de San Bernardino se les -transferirá tecnología para que aumenten su productividad. Esto dará como -resultado la obtención de 54 toneladas promedio de nopal por semana y el -objetivo es duplicarlo en ocho meses. Un dato clave: mientras las grandes -compañías pagan $70 centavos de peso por kilo, el Proyecto Productivo les -pagará $3.50 pesos. Con este precio pactado las familias aumentarán hasta en -500% sus ingresos. El total de la comunidad favorecida por este impacto -económico es de 680 personas, de las cuales 60% son niños.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Pero esto es apenas el comienzo. “La meta es ingresar al negocio de la -industrialización del nopal, para agregarle valor y exportar”, explica -Lazcano. Esto supone ganar espacio en un negocio valuado en $10 millones de -dólares, que está en plena expansión. Estados Unidos es el principal mercado -hacia donde México exporta 3,500 toneladas, que representan menos de 6% de la -demanda real, estimada en 82,000 toneladas.

- El complejo de San Bernardino prevé la construcción de dos naves -industriales adicionales a la que entrará en funcionamiento en noviembre. La -inversión total superará los $30 millones de pesos. Llegarán a procesar entre -30 y 50 toneladas diarias. De entrada hay 210 empleos nuevos.

Ahora ve
Este 2017 se perfila como uno de los años más violentos en México
No te pierdas
×