La solitaria Argentina

Los desacuerdos políticos han alejado un pacto con el FMI. El país ahora tiene que defenderse solo

Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) no alcanzarán un acuerdo pronto.  Esta vez el obstáculo no es la economía, sino un vacío de poder sin precedentes. En respuesta a una “carta de intención” enviada por el gobierno a fines de agosto, el organismo multilateral se quejó de la ausencia de consenso político para avanzar.

-

No hay por qué sorprenderse. El presidente Eduardo Duhalde es un senador elegido por el Congreso para encabezar un gobierno provisional. Las elecciones están programadas para marzo de 2003. Los tres poderes se enfrentan entre sí. El Ejecutivo y el Legislativo quieren impugnar a la Suprema Corte, que responde con regulaciones populistas: recientemente declaró inválido un recorte de 13% en el sueldo de los empleados públicos decretado hace dos años, con lo que obligó al gobierno federal a aumentar los impuestos para financiar el incremento en los pagos.

-

El Ministerio de Economía y el Banco Central batallan sobre cuál de los dos debe dictar las reglas para el sistema bancario. El titular de aquella dependencia, Roberto Lavagna, envió una carta a los presidentes de los tres principales organismos financieros estatales, urgiéndolos a recortar costos y a privatizarse parcialmente. Era una concesión a las demandas del FMI, pero el director del Banco Central, Aldo Pignanelli, respondió públicamente que esas decisiones estaban fuera de la órbita del Ministerio. Tal confusión política es un obstáculo fundamental en las pláticas entre Argentina y el FMI para llegar a un convenio de mediano plazo.

-

El organismo financiero también demanda que los líderes políticos argentinos se comprometan a poner en marcha políticas económicas básicas antes de las elecciones de 2003 (en forma similar a como lo hicieron sus colegas brasileños). Pero esto se ve como una misión imposible dentro de la actual situación política. Los comicios generales se pueden aplazar hasta dentro de seis años.

-

De acuerdo con las últimas encuestas de opinión, el candidato presidencial preferido es Adolfo Rodríguez Saá, un típico peronista al viejo estilo, Presidente de Argentina una semana en diciembre pasado, cuando declaró la suspensión de pagos de la deuda pública del país. Su principal opositora, y segunda en las encuestas, es Elisa Carrió, izquierdista, ampliamente admirada por su integridad.

-

Una fuerte razón para el estancamiento político es que la economía se está estabilizando. Otra causa por la que los políticos no han aceptado las propuestas del FMI es que consideran que éste quiere evitar que Argentina se hunda más, para eludir contagios.

-

Podrían estar equivocados. Se espera que el Fondo apruebe refinanciar la deuda por $2,700 millones de dólares este mes, pero no mucho más. Otros vencimientos con agencias financieras multilaterales, que se cumplirán antes de fin de año, no serán reprogramados a menos que se llegue a un acuerdo y los líderes argentinos acepten cumplir con las condiciones.

-

Esto abre la posibilidad de una suspensión de las obligaciones con las instituciones internacionales y el cierre de la última fuente de capital extranjero para Argentina. La reciente calma económica en el país ha sido bienvenida, pero tal vez no dure.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Si desea más información entre a www.infoestrategica.com.

Ahora ve
El Rolls-Royce Sweptail es el automóvil más caro del mundo
No te pierdas
×