La televisión en la cara

-

Sony siempre parece sacarse de la manga cosas que más bien recuerdan cuestiones de ciencia-ficción, como lo demuestra su nuevo producto Glasstron Personal LCD Monitor , que reduce una televisión de 52 pulgadas al tamaño de unas gafas de sol ultramodernas, acompañadas por audífonos estéreo. Esta peculiar televisión de nombre rimbombante se apaga automáticamente luego de tres horas, a fin de evitar la fatiga de la vista, función que no puede ser invalidada por el usuario. El precio de base es $499 dólares, que es, por cierto, más barato que una televisión de, por ejemplo, 51 pulgadas, la cual suele costar alrededor de $1,500 dólares.

Ahora ve
Perfil psicológico de un terrorista: infundir miedo en todo momento y lugar
No te pierdas
×