La vida en México

-
Piolo Juvera

Expansión ha sido testigo presencial de los más recientes 30 años en la vida de México. Ni duda cabe: son tres décadas muy intensas en la historia del país, y no sólo en los aspectos económicos, políticos y sociales. Los lugares y los objetos de este fin de siglo son muy distintos a los de fines de los 60. La era de la información y la competencia global han revolucionado al mundo y, aunque llevan bastantes años de retraso, México ya está incluido en el torbellino de los cambios.

-

A continuación, un brevísimo repaso de cómo ha cambiado la vida en el país, a través de los productos y los servicios que nos han acompañado en las últimas tres décadas.

-

Autos
En la década de los 70 los automóviles se caracterizaban por ser tamaño “lancha”. Aquí está un ejemplo de 1972: el inolvidable Impala de General Motors, que bautizó a esta creación como: “El carro más bello en la historia de México”.

-

“¡Excitante!” Así definía Ford al que aseguraba era “el único auto deportivo en México”, el famoso Mustang 81. A lo largo de los 80, los fabricantes de coches comenzaron a apostar por modelos más compactos. El término “aerodinámico” iniciaba su auge en la jerga automovilística.

-

En los 90, los autos adoptan –además de una tecnología avanzada– formas curvas. Ejemplos de ello sobran, pero donde realmente se puede notar la tendencia aerodinámica “total” es en el New Beetle de Volkswagen.

-

Computadoras
Estas son las cintas magnéticas de una computadura IBM 360-30F de 1969. En ese año, eran pocas las compañías que en México utilizaban estas enormes máquinas, mismas que se rentaban a precios estratosféricos. Algunos empresarios decían que no eran necesarias y aseguraban que la gente “glamorosa” las solicitaba sólo para estar a la moda.

-

En 1984 se le llamaba “microcomputadora” a esta máquina que hoy estaría en la categoría de las PC. Bajo la marca Jaguar, fue concebida por manos mexicanas y utilizaba el sistema operativo MS-DOS (desarrollado en 1981).

-

A finales de los 90 comenzó a volverse común que los ejecutivos contaran con una computadora portátil para llevar consigo la información a casa y a los viajes de negocios. Esta PowerBook de Apple pesa sólo 2.68 kilogramos.

-

Teléfonos
¿Se acuerda de estos simpáticos aparatos en los que había que introducir el dedo en las roscas? Aunque en el mundo corporativo son ya piezas de museo, en las dependencias públicas sigue siendo un instrumento de trabajo.

-

EL modelo de Ericsson (1982) es uno de los primeros aparatos telefónicos comercializados en México que presentaban teclas, en vez de rosca. Aunque su aparición seguramente dejó sin trabajo a algunos manicuristas, por esa época Telmex ya estudiaba la posibilidad de implantar el sistema de telefonía digital en el país.

-

En 1985 se empezaron a vender en Europa los primeros teléfonos móviles. Eran del tamaño de un portafolios y el auricular estaba unido por un cable al resto del aparato, bastante pesado por cierto. A partir de entonces, los teléfonos celulares comenzaron a volverse cada vez más pequeños y livianos hasta llegar a tamaños imposibles de imaginar hace algún tiempo. Tal es el caso del Startac de Motorola.

-

Televisores
Era típico encontrar la carpetita de la abuela, el florero de la mamá y la foto familiar sobre estos televisores, que en algunos casos eran muebles de lujo dentro de una sala. El modelo de 1972, el Lluvia Z 2301 de Zenith, tenía las siguientes características: gabinete de madera con acabados en poliéster o mate, pantalla de 23 pulgadas, control de nitidez de imagen y de tono, tres pasos de frecuencia intermedia e indicador de sintonía iluminado.

-

En los 80, los fabricantes de televisores comenzaron a poner más atención en el funcionamiento de sus productos y un poco menos en su aspecto. El Videologic de 1984 aún captaba la señal por medio de las llamadas “antenas de conejo” y sus controles eran de perilla, aunque ya rondaban por ahí los controles remotos.

-

La década de los 90 ha visto nacer televisores con una resolución excelente, pantallas planas y todo tipo de funciones. El desarrollo de la televisión digital sigue en pie y quizá en algunos años se popularice. Por lo pronto, los sistemas de sonido más modernos hacen que el cuarto de televisión se convierta en una pequeña sala cinematográfica.

-

Música
Seguramente, quedan personas que guardan como tesoros sus clásicos discos de vinilo. Sí, de esos que medían alrededor de 30 centímetros de diámetro y se tocaban por ambas caras. Este es un ejemplar de 1975, cuando estos “platillos voladores” estaban lejos de la extinción.

-

Aunque el audiocasete se inventó hace más de 25 años, fue en la década de los 80 cuando (gracias a su formato tan práctico y a que podía regrabarse a placer) causó furor en México. Por si fuera poco, la invención del famoso walkman de Sony, en 1979, le ayudó a ganar más adeptos.

-

En 1983, Philips lanza al mercado el compact disc, pero fue hasta varios años después cuando comenzó a popularizarse en México. Además de que la música de los 90 casi podría simbolizarse con un CD, el desarrollo de éste también influyó ampliamente en el campo de la computación y dio pie a la creación del laser disc y del DVD.

-

Bancos
En 1982, se hacían exhaustivas filas a las que había que someterse para realizar cualquier operación bancaria. A pesar de que, supuestamente, Banamex instaló el primer “cajero permanente” de Latinoamérica en 1972, este tipo de servicio adquirió popularidad varios años después. Claro, las “colas” no se han extinguido.

-

El cajero automático nació para ahorrar minutos a la gente. Con el sistema Red se hizo sencillo, entre otras cosas, disponer de efectivo las 24 horas del día en casi cada esquina del país, sin importar de qué banco fuera la cuenta de ahorros o de cheques. El lado oscuro fue que el hampa encontró millares de nuevos puntos de operación.

-

Internet vino, vio y venció: la supercarretera de la información define la última década del siglo XX y las instituciones financieras han comenzado a sacarle más provecho. Hoy es posible hacer operaciones bancarias desde la comodidad de la oficina o del hogar.

-

World Trade Center, Ciudad de México
En 1969, el proyecto hotelero fue nombrado por la revista Expansión como “el más impresionante”. El malogrado Hotel de México pretendía contar con 1,100 habitaciones y una torre de 147 metros que sería la estructura de concreto más alta del mundo.

-

Manuel Suárez y Suárez, quien durante años intentó ver terminada su obra, nunca lo consiguió. La construcción se estancó y, al cabo de los años, se volvió sinónimo de “elefante blanco”.

-

Luego de infinidad de vaivenes, el edificio, que parecía estar acechado por alguna maldición, quedó acabado. Ahora es el World Trade Center Ciudad de México y alberga –entre otras cosas– uno de los centros de exposiciones y convenciones más recurridos del país.

-

Videojuegos
¡Ahhh! El famoso Atari 2600. Quién puede olvidar esos ratos de diversión con una serie de rayitas y cuadritos de colores metidos en un televisor. Este videojuego –con un microprocesador de ocho bits– salió al mercado estadounidense en 1977 y siguió vendiéndose hasta 1990. Es, de hecho, el que más tiempo ha permanecido en los inventarios de las tiendas.

-

Nintendo liberó su Nintendo Entertainment System en vísperas navideñas de 1985 en la ciudad de Nueva York. México y el mundo acogieron felizmente su llegada poco tiempo después, en parte porque el sistema producía imágenes con 256 colores, mientras que las de sus antecesores apenas alcanzaban los 16.

-

Después, vinieron el Super Nintendo, el Sega Genesis y otros más, y cuando parecía que ya no podía haber algo mejor, en 1996 apareció el Nintendo 64 que, como la cifra de su nombre lo indica, tiene un microprocesador de 64 bits. Sueño de todos los niños y vicio de más de un adulto.

-

Tiendas departamentales
El Puerto de Liverpool, situado en la avenida Insurgentes del Distrito Federal, refleja el estilo característico de los grandes almacenes mexicanos de la época (1969). La elegancia en su decoración era un valor agregado para ganarse la preferencia de los clientes.

-

Este almacén de El Palacio de Hierro, en la capital, muestra el carácter moderno que la cadena maneja desde hace alrededor de cinco años y que lo ha hecho acreedor a algunos premios de diseño. Los inmensos tragaluces y las áreas de venta reorganizadas dotaron de juventud a sus establecimientos y marcaron un nuevo estilo en las tiendas departamentales.

-

Cines
En 1972 fueron tomadas estas fotografías donde aparecen algunos cines de la llamada “Cadena de Oro”. ¿Se acuerda de lo que significaba ir a la sala en esa época? La imagen era deficiente, los asientos incómodos, siempre había intermedio y, claro, se valía la permanencia voluntaria.

-

En 1994, con la llegada de Cinemark, el nacimiento de Cinemex y la transformación de Cinépolis, la industria de la exhibición cinematográfica dio un viraje de 180 grados. Las cómodas salas “tipo estadio”, los revolucionarios sistemas de audio y la mercadotecnia de las dulcerías cautivaron nuevamente a la gente. Lo que no ha cambiado, por fortuna, son las palomitas.

Trajes
No sólo en la moda informal van surgiendo cambios al pasar de los años, sino que también en la vestimenta de trabajo. He aquí tres modelitos: uno de 1971, el segundo de 1981 y un último de 1995. Quizá no haga falta poner mucho empeño en notar las disparidades, que principalmente se perciben en el tamaño de las solapas, que se fueron incrementando (inversamente proporcional al copete de los caballeros); los estilos de corbata (es difícil encontrar a alguien hoy día con una de estambre); el corte en los hombros y la manera progresiva en que se fueron holgando las prendas. Cabe recordar que hubo visionarios que creían que en el año 2000 toda la gente usaría atuendos metálicos. No es para tanto.

Ahora ve
En estos países de Latinoamérica la marihuana es legal para uso medicinal
No te pierdas
×