Lagunas en el anteproyecto de política

-
Leopoldo Eggers

Un gran problema en las últimas décadas ha sido la incapacidad gubernamental en el diseño de políticas consistentes para el desarrollo económico. Ha prevalecido la aplicación de modelos teóricos exitosos en condiciones históricas lejanas a la mexicana.

-

Como consecuencia, se tiene la crisis actual y la insistente demanda de diversos sectores de crear una política industrial que parta de las características específicas de la economía mexicana y el contexto real en el que enfrenta la competencia internacional. La respuesta gubernamental es el -anteproyecto del Programa de Política Industrial y Comercio Exterior 1995-2000.

-

El documento de la Secofi refleja, por fin, la necesidad de una política industrial con unidad y perspectiva global, a diferencia de las políticas parciales (segmentadas e inconexas) del sexenio anterior. Asimismo, redefine el papel y la responsabilidad del Estado en la economía, hacia una actitud proactiva y más involucrada en la reproducción de los factores de la competitividad.

-

Sin embargo, el documento utiliza cierta retórica -academicista en donde algunos conceptos, objetivos y estrategias no concuerdan con la realidad económica y las acciones de gobierno efectuadas hasta ahora.

-

La primera de las tres estrategias básicas del Programa, por ejemplo, plantea la “consolidación del mercado interno como sustento para el proceso exportador y la sustitución eficiente de importaciones”. El término “consolidación” suena extraño, porque lo que se requiere más bien es la recuperación y desarrollo del mercado interno, tanto en sus aspectos cuantitativos (crecimiento sostenido, ampliación del mercado, restitución del poder adquisitivo, -redistribución del ingreso), como en los cualitativos, modificables sólo en el largo plazo (nivel educativo de los consumidores, grados de monopolio, interferencia estatal en los mercados).

-

Asimismo, el documento no establece las etapas de aplicación del Programa y preocupa el predominio de una visión de corto y mediano plazo, donde el horizonte temporal se circunscribe al sexenio 1995-2000 (reducido al periodo 1997-2000, aún en un escenario optimista).

-

De igual modo, no aparece una definición sobre medios de aplicación, fuentes de financiamiento, mecanismos de armonización con otras políticas macroeconómicas y respuestas para resolver los problemas urgentes de la planta industrial.

-

Por otro lado, las definiciones sobre desarrollo científico y tecnológico no parecen creíbles porque su presupuesto se mantiene castigado en 1996, cuando continúa el deterioro de los sistemas educativos y de investigación en todos sus niveles. Tampoco merecen mucha confianza las promesas de orden político, como el avance hacia un sistema mas -participativo, democrático y por supuesto federalista.

-

Finalmente, el documento presenta un perfil de acción de tipo vertical y sesgado en favor de algunos sectores y empresas industriales estratégicas (aquellos sectores y -empresas con potencial exportador y con elevados efectos multiplicadores en materia de ingresos y empleos), lo que implica que sus beneficios no alcanzarán a toda la planta productiva industrial. Estos -cuestionamientos, y muchas demandas no atendidas, abren la posibilidad de que el documento sea fuertemente cuestionado por el sector privado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Por su estructura y conceptos, el Programa de Política Industrial y Comercio Exterior corresponde al análisis estructural, de diagnóstico y política económica (elaborado en la Universidad de Harvard por Michel Porter), conocido como el -Modelo del diamante competitivo. Y aunque reconoce la necesidad de una política industrial unitaria, por su origen y las dudas que arroja podría tratarse también de un nuevo modelo, que, surgido fuera de la experiencia mexicana, reproduzca la brecha existente entre los propósitos y la realidad económica.

Ahora ve
Raúl Cervantes renuncia al puesto de procurador General de la República
No te pierdas
×