Las armas nucleares

Han transcurrido seis décadas y no se ha producido una guerra nuclear. Ocasiones no han faltado. Pe
Thomas C. Schelling

Por más de seis décadas no ha habido una guerra nuclear ¿Puede cambiar esto? La esperanza para el futuro descansa sobre el hecho de que, a pesar de múltiples oportunidades para utilizar la bomba en estos años –ya sea por Estados Unidos en Corea o Vietnam, o Israel cuando las tropas egipcias cruzaron el canal de Suez en 1973, o los soviéticos en Afganistán–, no se ha utilizado.

-

Esta realidad debiera impresionar a India o Pakistán o a cualquiera que adquiera armas nucleares. Analizando estas oportunidades ya pasadas, se darán cuenta de que en su caso el uso de la bomba incurriría en el oprobio universal, si no trajera devastación sobre su propia casa.

-

Llamando esta historia a la atención de liderazgo iraní en particular, espero que pueda ver que cualquier uso de armas nucleares haría que perdiera cualquier amigo que tenga y multiplicaría a sus enemigos.

-

Aunque Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán, ha pedido borrar a Israel del mapa, no creo que los ayatolas o ninguna otra persona en Irán quieran ver borrada del mapa a su propia nación. Saben que Israel tiene suficientes armas superiores y sistemas de transporte para destruir totalmente a Irán en respuesta a cualquier ataque contra Jerusalén o Tel Aviv. Esto les detendría. Atacar a Israel sería el suicidio.

-

¿Y las bombas suicidas no son una táctica que funcione para las naciones o las culturas? Absolutamente. Los iraníes no son estúpidos. Estoy seguro de que están estudiando la historia de las últimas seis décadas, y de las bombas hindúes y paquistaníes, para ver para qué sirven las armas nucleares y para qué no sirven.

-

Por otro lado, la mayoría de los grupos terroristas tendrían dificultades para encontrar personas que tuvieran en realidad la competencia técnica para fabricar una bomba y que estarían dispuestas a dedicarse a hacerlo. Es simplemente demasiado difícil reclutar a los mejores científicos, ingenieros y maquinistas necesarios para hacer este trabajo. Y si pudieran hacerlo, tendrían que armar un equipo intelectual que tendría dificultades para someterse a las metas terroristas. Una vez que un grupo así pudiera armar una bomba, es probable que la encontrarían demasiado preciosa para usarla y tratarían en lugar de ello de utilizar la influencia de la amenaza de uso.

-

Un gran dilema para Estados Unidos es qué hacer si los iraníes logran tener armas. No sé si existe alguna forma de evitar que adquieran armas nucleares. Si lo hacen, debemos tratar de persuadirles a declarar –como han hecho los hindúes y paquistaníes– que son para la defensa, no para uso ofensivo.

-

Aún más, debemos asistir a los iraníes para asegurarnos de que la custodia de sus armas es segura en cualquier tiempo de disturbios. En el caso de un motín en las calles, ¿estarán seguras las armas? ¿Quién podría quedarse en su poder en el caso de una guerra civil?

-

Es importante que los iraníes comprendan y tengan acceso a tecnología como la que se tiene en Estados Unidos para inhabilitar las bombas si llegan a las manos erróneas. Las armas estadounidenses, por ejemplo, tienen “eslabones de acción permitida” –una señal de radio que arma las bombas, pero que también las desarma automáticamente si son lanzadas contra un objetivo no autorizado–.

-

¿Estaremos dispuestos a compartir la tecnología para asegurar la seguridad de su uso? Hacia allá es donde se dirige el debate.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El autor recibió el premio Nobel de Economía 2005 y es experto en cuestiones de armas nucleares.
© Distribuido por Tribune Media Services International.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×