Las consecuencias del petróleo

Las empresas hacen de todo para contrarrestar los efectos del precio del crudo en sus costos fijos.

Como los precios del petróleo corroen, los fabricantes internacionales están encontrando medios innovadores y a veces dolorosos para enfrentar el impacto en su materia prima y en sus cuentas energéticas. Y debido a que el incremento en los costos impacta en la cadena de abastecimiento, las compañías pueden sentir el efecto en casi cualquier tipo de industria.

- El ejemplo más dramático se presentó hace unas semanas cuando Kimberly-Clark, fabricante de los pañuelos Kleenex y de los pañales Huggies, anunció un recorte de 6,000 puestos de trabajo con el fin de contrarrestar el costo en alza de las fibras de papel y de la resina que se usa en los envoltorios de plástico. Los dos artículos dependen en gran medida del precio del petróleo, que en el segundo trimestre del año hizo desaparecer $55 millones de dólares que la compañía había ahorrado en otras áreas.

- De igual forma, International Paper se vio obligada a quebrantar su modelo comercial y a poner en venta activos valuados entre los $8,000 y $10,000 millones de dólares  como consecuencia de su propia situación de reducción de precios. Este cosechador de pulpa de madera –que produce fibras de papel y de pañal– ha sufrido el  alza en los costos de producción de químicos y de transporte.

- Si bien se puede trasladar parte de esta inflación a los clientes, tal como lo ha hecho Kimberly-Clark, no es mucho lo que se puede agregar en el precio, e International Paper ha tenido que tomar la difícil decisión de valorar en qué mercados puede permanecer.

- En otras áreas, los fabricantes que representan una amplia gama industrial, desde Whirlpool en el sector de artefactos para el hogar hasta United Technologies en el de aire acondicionado y Kraft en la industria alimenticia, hicieron similares advertencias acerca del impacto del alza en los commodities sobre sus ganancias.

- Sería erróneo presuponer que este tipo de quejas representan una crisis en la fabricación. Para muchas compañías, su poder de fijar precios aún les permite sortear los costos de la materia prima en alza.

- Clayt Daley, director financiero de Procter & Gamble, expresó: “Creo que en este momento el ambiente permite elevar los precios para recuperar los commodities que afectan a la industria. Nosotros lo hicimos. En la mayoría de los casos, aunque no en todos, la competencia también ha decidido aumentar sus precios”.

- General Electric también encontró el modo de mantener la ventaja sobre la inflación en los costos de materias como el plástico, que a menudo parece la más vulnerable de todas.

- Hasta cierto punto, la inflación en los commodities es uno de los desafíos de la industria que ayuda a saber quiénes son los hombres y quiénes son los niños dentro de la misma. Las compañías poseedoras de marcas fuertes o con un cuerpo gerencial bien disciplinado pueden sortear el temporal de una manera mucho mejor que las que están débilmente posicionadas en el mercado.

- Sin embargo, la forma en que los fabricantes se las han ingeniado para enfrentar esta situación es una lección para todas las empresas. En el caso de P&G, la empresa está volcándose en protegerse contra riesgos financieros para suavizar la volatilidad de los costos de material prima. El grupo de productos para el consumidor compra una cantidad pequeña de crudo, pero está buscando métodos para balancear los riesgos del costo de productos petroquímicos, tales como las resinas que se usan para las botellas y envoltorios.

- Koch Industries, grupo que comercializa petróleo con sede en  Kansas, confirmó que estaba debatiendo con P&G la posibilidad de ofrecer el plástico como un producto riesgoso (risk management products).

- La razón por la que los precios del petróleo comienzan a corroer no es sólo porque están 40% más altos que hace un año, sino también porque han permanecido elevados por mucho tiempo.

- Hay compañías como Honeywell que creen que el único método para estar preparados para shocks de precios inesperados es la mejora constante de la productividad, aun en los buenos tiempos. Recientemente, esta  compañía anunció que reducirá 2,000 empleos en su división aeroespacial a pesar de que la empresa funciona bien y su poder de fijar precios le ha permitido sobreponerse a los costos más elevados de materia prima.

- Lo más importante es que el alto precio de la energía no es todavía lo suficientemente elevado como para causar cambios significativos en el comportamiento de los consumidores finales.

- Los precios del petróleo en Estados Unidos, por ejemplo, están aún por debajo de los precios de ajuste inflacionario de los 70, y son pocos los economistas que piensan que los conductores dejarán de llenar sus tanques para obtener unos pocos dólares extras que escasamente cubrirán el gasto de un café en Starbucks.

- Valero, la principal refinería de petróleo independiente de Estados Unidos, asegura que el único cambio que ha observado en el comportamiento de los consumidores es que los conductores eligen llenar sus tanques con gasolina regular en vez de la Premium.

- Doug Duncan, ejecutivo de FedEx Freight, la división de camiones del grupo de mensajería, comentó que algunos clientes estaban eligiendo enviar sus paquetes menos urgentes a través del servicio por tierra, en lugar del aéreo para minimizar las sobrecargas por combustible.

- Mientras los consumidores sigan siendo relativamente resistentes, la mayoría de los proveedores industriales y fabricantes parecen, hasta ahora, capaces de enfrenar los ajustes de costos causados por el petróleo.

Newsletter
Ahora ve
Anthony Horth fotografía el Palacio de los Emiratos Árabes
No te pierdas