Las mejores empresas para trabajar 2004

-
Robert Levering*

AMBIENTES QUE MARCAN DIFERENCIA
Los mejores ambientes de trabajo en Latinoamérica comparan favorablemente tanto con los mejores de Estados Unidos como con los de Europa. Éste es el hallazgo más relevante de la primera lista de “Las 100 mejores compañías para trabajar en Latinoamérica”. La lista fue desarrollada por Great Place to Work Institute, una organización dedicada a la investigación y la consultoría, que realiza encuestas en 25 países alrededor del mundo, incluyendo siete de latinoamérica.

-

La lista es el producto de una extensa encuesta de más de 100,000 empleados de unas 900 empresas. Cada firma participante distribuyó en forma aleatoria entre sus empleados el mismo instrumento de encuesta (Great Place to Work Trust Index) y completó un amplio cuestionario sobre sus políticas y prácticas relativas a los recursos humanos (Great Place to Work Culture Audit) en siete países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay.

-

Este primer listado presenta una gran diversidad – desde la minería a las ventas minoristas, desde el transporte al consumo masivo – así como todos los tamaños – desde la cadena Pão de Açúcar, en Brasil, con casi 58,000 empleados, hasta Becton Dickinson en Argentina con 55 trabajadores. No resulta sorprendente que el país más grande de la región, Brasil, cuente con el mayor número de empresas en la lista: 60. México tiene por su parte el segundo lugar con 17 firmas.

-

Las comparaciones globales directas son posibles desde que el Instituto usa la misma metodología en todo el mundo y compila listas de las “100 mejores” estrictamente comparables tanto en los Estados Unidos como en Europa. El hallazgo más importante: hay muy poca diferencia entre los valores que arrojaron las encuestas en las tres regiones. Si hubo alguna, fue que el promedio de las latinoamericanas fue ligeramente superior (medio punto porcentual) que el arrojado por las de Europa y los Estados Unidos. Mientras que esta diferencia puede ser estadísticamente insignificante, el verdadero mensaje en cambio sí es relevante: los mejores lugares para trabajar en Latinoamérica están a nivel mundial, a la par con los de cualquier contraparte de otra región.

-

Aun cuando las diferencias entre las tres regiones han sido mínimas, los ambientes de trabajo latinoamericanos se destacan en varios aspectos específicos:
Una gerencia abordable y accesible (5% más alto que Europa, 6% superior al promedio estadounidense).
Orgullo por los logros de la empresa (5% mayor a Europa y 3% al promedio de EU)
Beneficios al personal únicos y especiales (el promedio latinoamericano superó al europeo en un 9%).
Un entorno de trabajo entretenido (4% superior a la media de los Estados Unidos).

En promedio, sin embargo, los “100 mejores” lugares de trabajo latinoamericanos arrojan resultados desfavorables en otras pocas cuestiones:
El sentimiento de cuidado mutuo de los empleados entre sí (el promedio latinoamericano fue 7% menor que el de Europa y 11% más bajo que el de EU).
El aprecio que la gerencia muestra por el esfuerzo extraordinario (5% por debajo de las otras dos regiones).
Evitar la politiquería en la oficina (9% menos que en Europa).
La posibilidad de los empleados de tomar tiempo libre cuando lo consideran necesario (15% menos que el promedio estadounidense).

-

Entre las multinacionales, el gigante del software Microsoft ocupa un lugar de privilegio entre las 10 mejores, siendo representada por sus subsidiarias en seis países (cuando dos o más filiales de una multinacional resultaron incluidas en listas nacionales, sus puntuaciones fueron promediadas a fin de obtener la media de la empresa para la lista latinoamericana). Otras dos multinacionales de origen estadounidense – FedEx y Procter & Gamble – también llegaron a la lista regional con cuatro de sus subsidiarias cada una. Una multinacional latinoamericana, el productor de cosméticos Natura, figuró tanto en la lista de Brasil como en la de Perú.

-

Casi la mitad de las empresas de la lista resultaron firmas latinoamericanas (47 para ser exactos). Un total de 35 posiciones de la lista quedaron en poder de empresas estadounidenses. Las empresas brasileñas resultaron segundas con 32 compañías, mientras Perú y México aportaron 6 empresas cada uno.

-

Todas estas estadísticas pueden, sin embargo, ocultar las mejores historias que esta lista inaugural de “Las 100 mejores compañías para trabajar en Latinoamérica” tiene para contar. El hecho de que estas empresas conformaron la lista porque tienen políticas y prácticas extraordinarias. Una rápida revisión de las mejores prácticas en tres áreas distintas, nos da una idea de lo que el estudio de la lista puede revelar:

-

La empresa farmacéutica Eli Lilly en México organiza mensualmente “Desayunos de Cumpleaños”, en los que aquellos empleados que cumplen años ese mes se reúnen con el director general para llevar a cabo un diálogo abierto sobre temas de interés.

-

En las oficinas peruanas de Ernst & Young, se realizan regularmente las llamadas Happy Hours, en las que socios y gerentes responden y discuten preguntas que los empleados plantearon previamente en forma anónima.

Rexam Can Do Brasil, productor de latas de aluminio, involucra regularmente a sus empleados en discusiones para decidir acerca de diversos asuntos, como por ejemplo el aspecto de sus uniformes.

-

Visanet de Perú reconoce el esfuerzo extraordinario de sus trabajadores con un paquete vacacional de fin de semana todo incluido, para el empleado y su familia o invitado, en El Pueblo Resort.

-

Con la lista de “Las 100 mejores compañías para trabajar en Latinoamérica”, los empresarios de la región podrán comparar sus esfuerzos en relación al ambiente de trabajo, con el de un grupo de empresas que han demostrado estar al mejor nivel internacional.

-

*El autor es fundador del Great Place to Work Institute.

Newsletter
Ahora ve
Anthony Horth fotografía el Palacio de los Emiratos Árabes
No te pierdas