Las notas de una edad de oro

-

La casa EMI no sólo es la grabadora más grande del mundo, también es la poseedora del catálogo más impresionante. Por eso, en 1992 Stewart Brown firmó un acuerdo con la disquera, mediante el cual puede reciclar grabaciones que no se encuentran dentro del plan de regrabación de la compañía.

-

El convenio con EMI Classics da acceso a sus pistas originales, lo mismo que a su archivo fotográfico. También incluye el uso de toda su infraestructura tecnológica. Es así como surgió “Testament”, una colección para gourmets musicales.

-

Incluso en un mercado ya saturado por las regrabaciones de los viejos clásicos, la colección ideada por Brown ha tenido un éxito inusitado. Quizá porque la calidad de las grabaciones ya ha sido reconocida por grandes coleccionistas y músicos de todo el orbe, diferenciándolas de re-grabaciones basura, demasiado baratas, pero  plagadas de sonidos extraños.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En “Testament” es posible encontrar exquisiteces de artistas como Edwin Fischer, Mstislav Rostropovich, The Hollywood String Quartet, Andrés Segovia, Otto Klemperer y un sinnúmero de viejos virtuosos, hoy recuperados por el CD. Para indagar si esta colección contiene esa grabación que se anda buscando hace años, “Testament” tiene su propia página en Internet, en la dirección http://www.testament.co.uk

Ahora ve
Estos perros robots quieren ser tu próxima mascota
No te pierdas
×