Las nuevas oportunidades del mercado

A pesar de las desigualdades en el ingreso, el país tiene elementos para que se fortalezca su merca

El renovado énfasis en la reforma estructural por parte del gobierno incrementará las oportunidades de inversión en energía y telecomunicaciones, a pesar de que las divisiones en el Congreso harán que la transformación en esos sectores sea lenta. Las opciones que se derivan de la gran población de México están limitadas por los desiguales esquemas de distribución del ingreso y la riqueza, pero la presencia de la mayoría de los elementos para asegurar un crecimiento sostenido y la instrumentación consistente de programas sociales son un buen augurio para una razonable expansión del mercado doméstico de aquí al año 2006.

-

Estos son algunos de los sectores en los que la demanda interna puede fortalecerse.

-

Automotriz
Representa alrededor de 2.6% del producto interno bruto y cerca de 14% de la producción manufacturera. Emplea a más de 50,000 trabajadores y ha sustituido al petróleo como el principal generador de divisas. Un total de 23 compañías producen y ensamblan vehículos, y cerca de 2,000 hacen componentes en México. La industria está concentrada en los estados del norte, por su proximidad al mercado estadounidense, y en las entidades cercanas a la ciudad de México.

Datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz señalan que el sector empieza apenas a recuperarse de la recesión de 2001 y que el mercado de exportación todavía tiene que ganar terreno perdido. La producción de autos en los primeros siete meses de 2002 creció ligeramente, mientras que la manufactura para el mercado doméstico avanzó 25%, para los mercados externos cayó 3.7%. Las ventas minoristas de automóviles avanzaron 10.9% en los primeros siete meses de 2002 y se han decelerado desde abril, en tanto que al mayoreo se incrementaron sólo 5% hasta julio.

Las ventas internas de autos sostuvieron a la industria durante la recesión de la unión americana, pero se han hecho más lentas en la medida en que la contracción de la actividad económica ha afectado al consumo y a los préstamos bancarios (a finales de la segunda mitad de 2002).

El crecimiento del mercado local puede atraer nuevas inversiones, a pesar de que el peso fuerte y los relativamente altos costos laborales pueden actuar como frenos, llevando a las corporaciones a optar por la importación de vehículos. México acaba de firmar un acuerdo con Brasil para tratar este tema, bajo el cual ese país exportará autos compactos al mercado nacional sin restricciones, mientras que México exportará autos grandes al gigante sudamericano. Las ventas de coches importados han ido creciendo y ahora ya representan más de la mitad del total. Esta tendencia continuará a menos que el peso se deprecie en forma marcada.

-

Bienes de consumo y comercio detallista
En los últimos cinco años las ventas del sector han crecido a una tasa real promedio de 5.6%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. El avance fue particularmente fuerte entre 1998 y 2001. El número de grandes tiendas detallistas ha crecido, pero los pequeños abarrotes aún predominan. Desde la liberalización comercial en los años 80 y la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (en los 90), esta actividad se ha diversificado y ha mejorado la calidad de los bienes. La preferencia por los productos estadounidenses está muy extendida, particularmente entre los jóvenes, y el reconocimiento de marca es fuerte.

-

La cantidad de artículos foráneos está creciendo rápidamente. La tendencia de los comercios extranjeros por invertir directamente se ha ampliado a todos los grandes centros urbanos, pero aún le queda expandirse hacia el sur y a las zonas menos densamente pobladas.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuidado de la salud y productos farmacéuticos
Después de Brasil, México es el segundo mercado de productos farmacéuticos en América Latina. En 1998, el año más reciente para el cual hay cifras disponibles, se vendieron más de $4,000 millones de dólares en artículos de esta índole en el país, sin considerar impuestos. La mayor parte del las ventas fueron para el sector privado. No hay datos confiables sobre las del público, pero el consenso estima el total en alrededor de $1,000 millones. Cualesquiera que sean las cifras reales, el volumen de ventas al gobierno es tan alto como las que se hacen a las empresas de particulares, pero los precios son mucho menores. El sector público regularmente enfrenta desabastos de medicamentos, mientras que en el privado muchos de los de prescripción se venden sin receta. De acuerdo con una consultoría estadounidense, IMS Health, el mercado farmacéutico de México tendrá un crecimiento de dos dígitos de aquí a 2006, y llegará a representar 32.6% del total de las ventas en América Latina en 2004.

-Si desea más información entre a www.infoestrategica.com.

Ahora ve
Los costos económicos que enfrenta México después de dos terremotos
No te pierdas
×