Las razones de una familia numerosa

-

La decisión de incursionar en una nueva actividad, en cierto sentido distinta al giro central, es uno de los motivos por los que los grandes consorcios crean empresas subsidiarias. El fin es dotar a la nueva entidad de la independencia necesaria para que se desarrolle, lo cual se vuelve fundamental si su objetivo es la innovación, señala Carlos Ruiz, director de programas master en dirección de empresa para ejecutivos con experiencia del IPADE.

-

También puede ocurrir que, ante la suerte de contar con un directivo con habilidades especiales para desarrollar una variante del negocio, la compañía resuelva crear una filial con el fin de que las despliegue, como hacía Jack Welch, ex presidente de General Electric, y evitar que la burocracia ahogue su creatividad. El modelo de crecimiento a través de subsidiarias es ampliamente socorrido en esta época de alianzas estratégicas, agrega el entrevistado.

-

Pero los motivos más importantes son de carácter fiscal y financiero. Con las escisiones las firmas buscan beneficiarse de ciertas excepciones y estímulos tributarios. Si, por ejemplo, hay un incentivo para los que se dedican a actividades agropecuarias, quien tenga en su empresa un área afín a ese rubro buscará convertirla en subsidiaria. Lo mismo ocurrirá si el aliciente se basa en criterios geográficos o de cualquier otro tipo.

La ley en México admite, por ejemplo, que los grupos empresariales que debían pagar impuestos por las subsidiarias que obtuvieron utilidades los descuenten de  las pérdidas sufridas en otras.

El tema se vuelve complejo en el ámbito contable, por lo que ciertas prácticas rayan en lo ilegal. Por ejemplo, dice Ruiz, Enron ocultó pérdidas importantes al no reportar en sus balances generales las pérdidas de filiales creadas en alianza.
Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas