Las Six vidas de Flags

El centro recreativo libra su cuarta batalla judicial.
Juliana Fregoso

El parque de diversiones Six Flags México salió bien librado de una disputa mercantil, uno más de los polémicos enfrentamientos que han rodeado a este centro recreativo en tan sólo tres años de funcionamiento.

-

El parque ha sido controvertido desde que abrió sus puertas,  el 14 de abril de 2000, cuando una malla ciclónica que rodeaba al juego estrella, Batman The Ride, cayó sobre unas 50 personas a quienes el incidente provocó golpes leves y raspones.

-

El Gobierno del Distrito Federal le ha impuesto dos multas: una el 29 de noviembre de 2001, por la tala ilegal de árboles, y otra a principios de 2002, por haber removido diversos arbustos para la construcción de un juego mecánico.

-

En 2003 Six Flags enfrentó su cuarto conflicto: un proceso judicial en el que los particulares Efrén Cadena y José Jorge Reyes demandaron a la compañía el cumplimiento de un contrato para la edificación de juegos mecánicos (expediente 787/2000), lo que despertó versiones sobre un posible decomiso de las ganancias del complejo y su clausura.

-

Nuevamente salió bien librado y ya tiene todo listo para recibir a los casi 600,000 visitantes que llegan a sus instalaciones entre junio y agosto, que en total dejarán una derrama de aproximadamente $126 millones de pesos sólo en entradas.

-

“Sí existió una disputa mercantil, que ya terminó. El litigio en ningún momento puso en peligro la situación financiera del parque; no es cierto que hubiera un interventor de caja que embargara las ganancias. Nosotros no estamos en quiebra y ya iniciamos nuestra temporada alta”, comentó la titular de Relaciones Públicas del centro de diversiones, Toni Torres.

-

Mientras surge una nueva polémica, la diversión continúa.

Ahora ve
No te pierdas