Legislando con sentido

El sentido común (definitivamente el menos común de los sentidos) es la mezcla de la experiencia y
Adina Chelminsky*

Pretender establecer un programa de desarrollo económico en su ausencia es, cómo hemos visto en el país, una receta de fracaso. Por lo tanto, antes de hablar de temas como reforma fiscal (o energética o laboral), la nueva Legislatura debería agregar lo siguiente a nuestra constitución:

-

Título Décimo
De las obligaciones de los servidores públicos referentes al éxito de la política económica.

-

Artículo 137
Para asegurar el establecimiento de planes económicos que propongan soluciones a la problemática real que viven los ciudadanos y las empresas mexicanas, será obligación del Presidente de la república, sus secretarios de despacho y miembros del Congreso de la Unión, llevar a cabo las siguientes funciones. Eso sí, de manera personal, sin la ayuda de escoltas, asesores, encuestadores u otros asistentes:

-

Independientemente de su género y estado civil, deberán realizar, por lo menos una vez al mes, las compras de su hogar (supermercado, tintorería y demás gastos domésticos). Así podrán analizar la variación en los precios y cantidad de elementos que el resto de los consumidores lleva en sus carritos y canastas, vigilando si el poder adquisitivo real se comporta a la par de las cifras oficiales.

-

Ir de manera periódica a los tianguis del Centro histórico (sin escolta). Observar la cantidad de importaciones baratas, contrabando y artículos piratas que se pueden conseguir. Evaluar cuál es el efecto verdadero de los programas gubernamentales de apoyo a la industria y al comercio nacional.

-

En los meses que no sesiona el Honorable Congreso de la Unión, los legisladores deberán conseguir empleo como administradores de alguna compañía mexicana. Dentro de sus responsabilidades se deberá incluir: formar las filas necesarias para la realización de trámites gubernamentales, solicitar créditos bancarios y despedir, por recortes forzosos, a empleados valiosos.

-

En caso de ser víctimas de algún delito, acudir, sin mostrar charola, a la dependencia del Ministerio Público para levantar el acta correspondiente, soportando la desidia, ironía burlona y burocracia del proceso.

-

En caso de tener hijos en edad escolar, seleccionar para su formación una escuela pública, confiando en la eficacia del sistema educativo nacional, con el fin de sentar en ellos las bases que les permitirán enfrentar la competencia del mercado laboral.

-

Artículo 138
Ningún servidor público podrá diseñar programas económicos, o legislar sobre ellos, sin antes haber cumplido con las disposiciones del artículo anterior.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

* Comentarios a: adinach@infosel.net.mx

Ahora ve
Trump firmó en Arabia Saudita contratos por más de 380,000 millones de dólares
No te pierdas
×