Leyenda política

-
Andrés Piedragil Gálvez

En la portada de la edición número 116 de Expansión, fechada el 27 de junio de 1973, aparece la figura de Jesús Reyes Heroles (1921-1985). Para unos, uno de los intelectuales más notables que ha producido el país. Para otros, el personaje que, desde la Secretaría de Gobernación, inyectó la primera dosis de democracia al sistema político mexicano.

- Cuando charla con los editores de Expansión, hace 31 años, Reyes Heroles ocupa la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Son las épocas de la aplanadora priísta. “En México todavía estamos lejos de la democracia perfecta. El PRI nació de un poder de hecho que pugnaba por convertirse en poder de derecho. Nacimos para organizar a los vencedores y para superar el caudillismo”, afirmaba el respetado intelectual.

- En el mismo artículo, José Ángel Conchello, en ese momento presidente del Partido Acción Nacional (PAN), mostraba el otro lado de la moneda: subsistir en el campo de la oposición. Acorralado por la fuerza y los recursos que el Estado ponía a disposición del PRI, el PAN parecía condenado a la derrota permanente. “Mientras no pongamos en peligro al PRI no tendremos problemas. Y si atendemos a las actuales condiciones, es poco probable que en el corto plazo el PAN ponga en serias dificultades al PRI”, se lamentaba el dirigente blanquiazul.

- Y a pesar de la desigual contienda (que lo hacía suponer que él nunca presenciaría el arribo de un panista a Los Pinos), la confianza de Conchello se conservaba intacta: “Pero algún día, la democracia llegará a México”.

- Hoy sería injusto afirmar que la democracia brilla por su absoluta ausencia. No obstante, aprender a convivir con ella no está resultando una tarea sencilla.

Ahora ve
Los ricos en Estados Unidos se vuelven más ricos, salvo Donald Trump
No te pierdas
×