Linux <br>La vida sin <i>Windows</i>

Este sistema operativo se perfila como la opción natural para quienes no se conforman con Windows N

Más de 6,000 personas aplaudieron de pie durante casi tres minutos, con gritos de entusiasmo y sonrisas en sus caras. Parecía una escena sacada de un concierto de rocanrol, pero se trataba de una conferencia de negocios. Empresarios, programadores y desarrolladores de software llevaban un botón en el pecho donde se leía: “Linus Torvalds para presidente.”

-

Este joven de 29 años, nacido y educado en Finlandia y emigrado a California en 1997, lucía visiblemente emocionado por la efusiva recepción. No se parece en nada al típico conferencista de la industria de informática en Estados Unidos, pero tampoco esta conferencia se parecía a ninguna otra.

-

Fue LinuxWorld, el primer evento de su género organizado alrededor de Linux, un sistema operativo creado por Torvalds en 1991 para su uso personal. En vez de patentar su trabajo, por convicciones que rozan lo ideológico, Torvalds optó por distribuirlo a través de Internet e invitó a otros programadores interesados a trabajar en su debugging (limpieza) y ulterior desarrollo, y a publicar también las versiones posteriores en la Web, gratuitamente.

-

En cinco años, Linux superó los pronósticos más optimistas de su inventor y se convirtió en el nuevo elemento incontrolable de la industria. El resultado ya era claro en la conferencia y exposición LinuxWorld, que IDG World organizó a principios de marzo en el Centro de Convenciones de San José, ciudad que es reconocida como la capital del Valle del Silicio, a 70 kilómetros al sur de San Francisco, California.

-

Muchas novedades fueron entonces anunciadas, pero la más importante en todas parece ser Gnome, primera interfaz gráfica de usuario desarrollada para Linux por Miguel de Icaza, un programador mexicano y administrador de sistemas del Centro de Investigaciones Nucleares de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

-

Para De Icaza, la presentación de esta interfaz es un gran acontecimiento que debe valorarse desde una perspectiva que va más allá de la ovación escuchada en San José, California.

-

Más que un regalo
Aunque a Linux se le conoce principalmente por su carácter gratuito, el creador de Gnome rechaza que ese sea el principal valor del sistema operativo. En todo caso, señala, los usuarios mexicanos deben valorar lo que está detrás de un software “sin costo”.

-

A manera de ejemplo, De Icaza destaca dos características. La primera, que Linux no es una tecnología ajena a las organizaciones mexicanas. “Se utiliza en la UNAM, en La Jornada, en la Comisión Federal de Electricidad y sé que el firewall de la red corporativa de Acer está desarrollado sobre este sistema operativo. Pero estoy seguro que su participación de mercado es mucho más amplia. En las empresas de todo el mundo –y en equipos que van desde Alphas hasta Powerpc– se está ocupando a Linux como servidor de archivos y de Web.”

-

De hecho, añade el entrevistado, no sería extraño que un empresario mexicano estuviera disfrutando de este software sin saberlo. “Aunque la presentación de Gnome cambiará esta situación, Linux se utiliza principalmente en el servidor y, en ese sentido, los usuarios no tienen un contacto directo con el sistema operativo. Sólo ven el servicio que provee.”

-

La segunda característica relevante de Linux “radica en que, dado su carácter libre, las empresas pueden alterar el sistema operativo y adaptar los programas a las verdaderas necesidades de la corporación, sin estar limitados por los esquemas de trabajo de un proveedor de tecnología”. Ello quiere decir que el desempeño de Linux no está limitado por características de fábrica; por el contrario, los usuarios de este sistema operativo pueden alterar el código fuente y mejorar, por sí mismos, el rendimiento de su plataforma tecnológica.

-

¿Qué tan importante es esto? El creador de Gnome responde: “Por lo general, las empresas tienen que esperar a que el fabricante modifique el código fuente del programa y, de tal forma, se reparen las fallas en una nueva versión. Sin embargo, las nuevas versiones no siempre implican una mejora de los productos. Por ejemplo, cuando Microsoft lanza un nuevo sistema, sólo añade las funciones que la gente pide y no resuelve los problemas. La segunda edición de Windows 98 costará lo mismo que la primera y, en el fondo, Microsoft sólo estará ofreciendo una actualización de los bugs que la compañía ha creado.”

-

Tecnología para la independencia
Para De Icaza, la libertad ganada al apostar por Linux –es decir: no tener que depender de los productos elaborados por los grandes fabricantes de software– encierra una oportunidad para aquellas naciones que, por razones económicas o de infraestructura, no producen su propia tecnología.

-

México es un ejemplo, pues “no produce herramientas de cómputo. De hecho, buena parte de las importaciones tiene que ver con la adquisición de tecnología. Sin embargo, el software es un área en la que, si se toma en cuenta a Linux, la importación es innecesaria. Aunque Microsoft quiere convencernos de los contrario, la verdad es que fabricar programas es mucho más barato de lo que se cree. Básicamente, necesitas programadores y computadoras”.

-

Con Linux, añade, la oportunidad es aún más accesible pues el sistema operativo en el que se basarían los programas es gratis. Así, lo que el creador de Gnome recomienda es que, en lugar de que las empresas paguen por el uso de licencias corporativas, aprovechen el potencial del software libre e inviertan en el desarrollo de tecnología local.

-

“Sería muy provechoso que el gobierno mexicano, apoyado quizá por el sector empresarial, creara un organismo dedicado a impulsar la investigación y el desarrollo en tecnología. Con las ventajas que ofrece el software libre, cualquier iniciativa en ese sentido sólo trae beneficios al país. Ahí está el ejemplo de Linux: Es gratis y es un software cuya calidad está reconocida en el ámbito mundial”, establece.

-

Ignorar la oportunidad que ofrece Linux, añade, “sólo provocará que México siga pagando un precio demasiado alto por el uso de tecnología. No podemos permitir que, por desdén o ignorancia de los usuarios, Microsoft siga cobrando cantidades millonarias por permitirnos usar su software. Con la mitad del dinero que se utiliza en un contrato de licencias corporativas, la comunidad Linux produciría todas las aplicaciones que la empresa de Bill Gates jamás ha imaginado y, además, serían mejores. Gnome es un ejemplo: se creó sin ningún tipo de financiamiento”.

-

Simple y elegante
Gnome viene con una office suite completa –procesador de texto, hoja de cálculo, base de datos, etcétera– y no es la primera, pero sí la más clara señal de una confrontación directa de Linux con Windows Microsoft. Hay otras señales; por ejemplo, la “simple elegancia” de Linux: Tiene apenas dos millones de líneas de código; el ancestral UNIX tiene entre 10 y 12 millones, mientras que Windows NT v.5 (que incluye Windows 2000) tiene 30 millones de líneas de código. “No se requiere de tanta memoria para que Linux opere, incluso es posible utilizar una 486 como servidor de Web”, dice Jean Bozman, analista de software de la oficina de International Data Corporation (IDC) en San José, California.

-

Tras una investigación, IDC reveló recientemente que Linux ya tiene una participación muy importante en el crecimiento del mercado de sistemas operativos para servidores. “Encontramos que el número de copias de sistemas operativos vendidas creció 25% de 1997 para 1998; pero luego, al eliminar de nuestros cálculos todo lo referente a Linux, descubrimos que los porcentajes caían a 11%”, puntualiza Bozman y añade que la investigación solo consideró los productos Linux que son vendidos (como los CD-ROMS con el sistema, cuyo precio varia entre $50 y $90 dólares). El número real de copias de Linux que se utilizan es imposible de calcular (algunos manejan la cifra de tres millones), pues el sistema puede ser bajado gratuitamente de la Red. Según la analista, por lo menos hasta 1997 los empleados de grandes corporaciones se negaban a admitir que usaban Linux. “Creo que este año comenzamos a ver un gran volumen de hardware vendido ya con Linux instalado”, apunta.

-

En efecto, durante el pasado febrero los cinco mayores fabricantes mundiales de servidores anunciaron su adhesión a Linux, una decisión que en IDC creen que fue literalmente empujada por el mercado. IBM, Hewlett-Packard, Sun Microsystems, Dell Computer y hasta Compaq –la mayor fabricante mundial de PCs y, por lo tanto, el más importante vehículo de ventas de Windows NT– prometieron que venderán máquinas con Linux precargado desde la fábrica. Incluso, IBM desarrollará sus propios paquetes Linux.

-

Además, SAP, Oracle, Informix, Computer Associates y Corel, por citar sólo algunos, también han desarrollado aplicaciones que corren en Linux. En septiembre pasado, Intel anunció inversiones en Red Hat Inc., uno de los líderes, al lado de Caldera Inc., en el desarrollo de soluciones alrededor de Linux. Netscape se sumó al grupo también con inversiones en Red Hat. Poco antes del LinuxWorld, Intel reveló la compra de va Research, empresa que trabaja exclusivamente con Linux. Muchos analistas creen que todos estos anuncios han creado la base para un crecimiento explosivo de este nuevo mercado, lo que justifica la realización de un evento como LinuxWorld.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

“Vamos a dominar el mundo, pero no necesitamos hacerlo mañana”, dijo un jocoso Torvalds en su mensaje, cuando el público cesó de aplaudir y le permitió hablar. “Podemos hacerlo la semana que viene, o dentro de dos meses”, bromeó. Torvalds también comentó sobre su trabajo en el kernel de Linux (la versión 2.2 acaba de ser publicada en enero), pero dedicó la mayor parte de su tiempo para hacer chistes en contra de Microsoft. Por ejemplo, predijo que en el futuro, cuando a las personas les pregunten si les gustaría ser como Bill Gates, muchas responderán: “Bill ¿quién?” Juguetón, Torvalds también justificó el uso del pingüino como símbolo de Linux. “Si Budweisser puede usar una rana para vender cerveza, ¿por qué no podemos tener un pingüino para vender software?”

Ahora ve
La investigación de la presunta injerencia rusa en EU salpica a Jared Kushner
No te pierdas
×