Llega el psico consultor

El psicodrama llega a las empresas y ya es una herramienta para resolver problemas entre empleados.
Silvia Ansorena Coyne

Luces y acción. En escena el jefe de la sección de Ventas de una empresa aparece tironeado entre dos mujeres que le lanzan sus reclamos. Recientemente él tuvo que elegir a una de las dos como subjefa de Ventas, lo que ha desencadenado una guerra entre ambas, una situación que él no sabe cómo resolver. Él piensa que las dos son buenas trabajadoras y las aprecia a ambas, pero de pronto se siente desbordado, jaloneado, cada una lo toma de un brazo y le reclama el que no le haya dado su lugar, que él tiene que decidir de qué lado está.

- No es teatro pero lo parece, se trata de la escenificación de una situación verdadera que le está sucediendo a un personaje real, en este caso a un director de Ventas. A su lado dos actrices representan el rol de sus subordinadas y como director de la escena Jaime Winkler, médico psiquiatra, doctor en Psicología por la Universidad de la Sorbona y director de la Escuela Mexicana de Psicodrama y Sociometría (EMPS).

- En un momento dado Winkler pide al directivo que cierre los ojos y que le diga si lo que está ocurriendo tiene algo que ver con su propia historia y él contesta que sí.

- “Muchas veces nos llevamos a la oficina los fantasmas de nuestra historia pasada y tenemos que aprender a diferenciar nuestras vivencias del mundo laboral. Los roles fundados en la familia no deben trasladarse al rol de vida actual. Por ejemplo, un jefe que se desespera ante un empleado joven y resulta que tiene un hijo adolescente que le está sacando canas verdes”, resume Winkler.

- ¿Cuándo usarlo?
Muchas empresas recurren al psicodrama cuando fracasaron con otros métodos tradicionales de resolución de conflictos como reuniones, encierros de fin de semana, conversaciones y llamados a la concordia.

- Lo ideal sería acudir al psicodrama de una forma preventiva, es decir, solicitar un diagnóstico de clima organizacional y ver cómo está funcionando la empresa, qué departamentos operan mejor o peor, si hay algún problema que no ha salido a la luz. Pero lo cierto es que cuando la compañía busca soluciones es porque el conflicto está servido.

- Carmen Bello, psicóloga y psicodramatista, codirectora de la EMPS, ve el psicodrama como un método mucho más eficiente que el tradicional contrato de cursos. “Las empresas los contratan de liderazgo, de manejo de conflictos, pero cuando hay una crisis tomar un curso no brinda la rapidez que la empresa requiere. En el psicodrama trabajamos en forma de intervención, con las situaciones de conflicto reales.”

- Uno de los problemas más frecuentes, que hace que la empresa decida tomar cartas en el asunto, es cuando existe un conflicto entre dos personas valiosas para la firma, de ninguna de las cuales se quiere desprender.

- Para resolver este problema se recurre al “trabajo de encuentro”, sesiones de hora y media en la que ambas representan escenas de su historia común.

- Otras situaciones traumáticas son las fusiones (como el encuentro de dos culturas diferentes) o los grandes crecimientos de una firma que obligan a la contratación de mucha gente, dejando a veces rencores en los empleados anteriores.

- La resistencia al cambio es otro de los dolores de cabeza para los empresarios: resistencia a nuevos jefes, nuevos compañeros, pasar de un sistema de computación viejo y conocido por la empresa a uno más moderno pero que requiere capacitación.

- Una compañía, que trabajó con el psicodrama, pasó una crisis muy grave porque el sistema de ventas ganaba muy buenas comisiones por unos 20 productos de fácil comercialización. El problema era que la empresa tenía un total de 550 productos, muchos de los cuales no se estaban vendiendo. El dueño de la firma lanzó un ultimatum: sus vendedores debían esforzarse por vender todos sus productos porque “los fáciles los puedo ubicar hasta yo por teléfono”, dijo.

- Los cambios que siguieron fueron drásticos y motivaron que los vendedores estuvieran a punto de renunciar porque se pusieron comisiones diferentes para todos los productos, mucho más bajas ahora las de los productos de venta fácil.

- La resistencia fue tremenda y en muchas de las etapas que siguieron, tan llenas de transformaciones, fueron necesarias intervenciones psicodramáticas para evitar que se fuera personal valioso, para que nadie se sintiera desplazado y para que los nuevos vendedores se adaptaran.

- “Cuéntanos tu historia”
Una de las técnicas más habituales que se utilizan en estos trabajos de grupo es la inversión de roles, es decir, ponerse en la piel del otro y ver la situación con ojos distintos. Si por ejemplo alguien está muy enojado con las autoridades se representa una situación donde éstas queden muy mal paradas, pero de pronto se pide a los actores una inversión de roles con la autoridad.

- El trabajo psicodramático se hace generalmente entre pares, se separa por grupos de igual jerarquía a los trabajadores, a los gerentes, a los administrativos, a la planta de la fábrica, y se les cita en algún espacio ajeno a la compañía y sin celulares. Hay que tener en cuenta que el trabajo del psicodrama es vivencial y no tolera interrupciones.

- “Es curioso el cambio de roles. En una ocasión un trabajador que se quejaba del autoritarismo que sufría en su empresa, cuando actuó el rol de la autoridad se sorprendió a sí mismo diciendo: es que con esta gente no se puede hacer nada”, relata Jaime Winkler.

- En general se trata de que el grupo encuentre una explicación de por qué pasan ciertas situaciones críticas, que trate de entender cuál es la actitud del compañero de trabajo y por qué lo hace, simplemente poniéndose por un rato en sus zapatos.

- Casi todo el mundo acaba trabajando a gusto en las escenas, si bien hay personas más expresivas y otras menos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Tanto Winkler como Bello se sienten satisfechos de un trabajo que lo que busca es la participación de la gente en la resolución de sus problemas.

- Es como lo que en broma le comentaba un directivo a Jaime Winkler, tras los resultados del psicodrama en su empresa: “Antes tenías un problema y lo ventilabas en la cantina, ahora ponen a todos los trabajadores a cuestionar, a dar ideas, a decir lo que habría que hacer... y me caen todas las broncas a mí”.

Ahora ve
El mensaje #FuerzaMéxico llega desde distintas partes del mundo
No te pierdas
×