Lluvia verde

El comportamiento de las fuentes de divisas continuará afectado por variables externas.
Alejandro Castillo

Entre los factores que deberán vigilarse este año sobresale el flujo de divisas, debido al impacto que tendría en la economía un cambio en la paridad. En 2001 la recepción de un gran volumen de dólares a través de inversión extranjera directa (IED) fue el elemento que contribuyó a cubrir el déficit en cuenta corriente.

- -

De acuerdo con la balanza de pagos que dio a conocer Banxico, hasta el tercer trimestre de 2001 el ingreso neto de capitales al país sumó $16,279 millones de dólares. Esa cifra fue resultado de una IED por $22,373 millones –el saldo neto es menor porque, parte de lo que se pagó por Banamex se invirtió en acciones de mexicanos en el exterior–. En contraste, los ingresos petroleros cayeron casi 20%, la debilidad de la economía se reflejó en una baja en las importaciones y el turismo, que provocó que hasta septiembre el déficit en cuenta corriente cayera a $11,322 millones de dólares, cifra inferior a la captación de capitales.

- -

La previsión es que la IED siga desempeñando un papel determinante en la adquisición de divisas para el país. Las estimaciones de inversión en sectores tradicionales como la maquila y la industria automotriz son conservadoras, pero hay que tomar en cuenta que se han recibido ofrecimientos en otros renglones, como el energético.

- -

Además será importante el manejo de las expectativas que lleva a cabo la Secretaría de Hacienda (SHCP) en los mercados de capitales. Hasta el tercer trimestre el endeudamiento externo del sector público no aumentó; al contrario, mediante la colocación de deuda y operaciones de prepago, logró una reducción de $422 millones de dólares.

- -

La SHCP busca convencer a las calificadoras internacionales de que la miscelánea aprobada por el Congreso proveerá de recursos suficientes para cubrir las necesidades del gasto; el objetivo es mejorar la evaluación de México, que marca el fin de bajar aún más el riesgo país. El 7 de enero se emitió un bono global a 10 años por $1,500 millones de dólares, con un rendimiento de 7.76%, que marca un diferencial sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos de 2.7 puntos porcentuales, el costo más bajo en décadas.

- -

El comportamiento del flujo de divisas seguirá apoyado por la IED y la colocación de deuda, aunque es probable que bajen las remesas de emigrantes, se mantenga la debilidad de los ingresos petroleros y disminuya la captación de turismo internacional.

- -

Comercio Exterior

- -

El intercambio comercial de México con el exterior, sin considerar al petróleo, continuará debilitándose, ya que Estados Unidos, el principal destino de las exportaciones, mostrará signos de recuperación hasta el primer semestre del año. Durante los primeros 10 meses de 2001, la diferencia entre las exportaciones e importaciones de las maquiladoras se redujo de 32% en 2000 a 12%; aún así, generó ingresos netos por $16,063 millones de dólares. El riesgo reside en que la evolución de esa cifra, siempre superavitaria, podría no sólo desacelerarse, sino incluso caer.

- -

Petróleo

- -

A pesar de su menor participación en las exportaciones de enero-octubre de 2001, el petróleo cubrió más de 60% del déficit comercial. Los ingresos por ventas del hidrocarburo al extranjero son determinantes en el financiamiento público, en el que los impuestos por petróleo representan más de 30% de los ingresos fiscales. En esas condiciones, la evolución de los precios internacionales es un factor de gran peso en las perspectivas de la economía nacional. Éstos han caído aceleradamente debido a la contracción de la demanda mundial. Tal entorno obligó a la Secretaría de Hacienda a ajustar el precio estimado para el petróleo de $17 a $15.50 dólares por barril en sus proyecciones para 2002, en tanto que la plataforma de exportación se redujo de 1.725 millones de barriles diarios a 1.660.

- -

Inversión extranjera

- -

La llegada de recursos foráneos se presenta en dos modalidades: la directa, que consiste en instalaciones y maquinaria para el sector real, y la indirecta, compuesta por capital que entra a los circuitos financieros. Hasta septiembre el flujo de inversión extranjera directa (IED) superó las expectativas, debido, entre otras razones, a la venta de Banamex. En total, ingresaron $22,373 millones de dólares. En el segundo caso los flujos sólo crecieron 6.2%, al sumar $2,394 millones de dólares.

- -

Organismos multinacionales, como el FMI, prevén un desaceleración o contracción en las cifras que invertirán los países desarrollados en las economías emergentes, debido a las condiciones de debilidad económica en el mundo. No obstante, en el caso de México es probable que no apliquen esas estimaciones, debido a los esfuerzos de la nueva administración por abrir el sector energético y la cercanía con Estados Unidos, factores que favorecen la llegada de divisas al país.

- -

Turismo

- -

México tiene un enorme potencial turístico, pero esta actividad encuentra dificultades por el entorno de inseguridad. Probablemente es una de las industrias más afectadas por los eventos del 11 de septiembre, pero a la vez de las más beneficiadas si los turistas estadounidenses prefieren visitar México en lugar de otros destinos. Hasta septiembre, los egresos por turismo crecieron a un ritmo de 22%, en tanto que los ingresos lo hicieron en apenas 6%. El resultado fue una caída de 3.1% en el saldo del sector en la balanza de pagos, lo que representó $2,981 millones de dólares en nueve meses. Este saldo tradicionalmente ha sido superavitario. Aunque se ha otorgado una gran importancia a esta actividad, sobre todo para atraer inversiones, hay elementos que permiten suponer que su efecto multiplicador no se desarrollará en todo su potencial, ya que gracias a la posición de la paridad, en la cadena de suministros tiende a ganar relevancia el abasto con importaciones.

- -

Remesas

- -

El envío de recursos que hacen los mexicanos que emigran al norte es una de las principales fuentes de divisas. En los primeros nueve meses de 2001 el saldo de las transferencias llegó a una cifra récord de $6,984 millones de dólares, superior 37% a la reportada en el mismo periodo de 2000. Esta cifra fue equivalente a 122% el déficit de la balanza comercial; es decir, sólo con las remesas se habría cubierto la diferencia negativa en el intercambio de mercancías y habría sobrado un excedente. El flujo migratorio en los últimos años se atribuye a la expansión económica de Estados Unidos. De acuerdo con el Consejo Nacional de Población, entre 1999 y 2000 el número de mexicanos en Estados Unidos creció 16%, hasta 8.1 millones de personas. La desaceleración de la economía de la unión americana y el temor por los atentados terroristas afectarán el monto de los envíos.

-

Newsletter
Ahora ve
“Se ve progreso en las variaciones mensuales de inflación”: Carstens
No te pierdas