Línea del gobierno

Poco avance de la ciberadministración pública.
Roberto Aguilar

El toallagate, escándalo reciente del gobierno de Fox, comenzó en internet; fue ahí donde se conocieron onerosos gastos en la residencia oficial. En su defensa el Presidente de la república argumentó que difundir esto era parte de los esfuerzos por transparentar el quehacer del gobierno. Pero conocer las cifras y las acciones no basta; los adelantos tecnológicos deben ponerse al servicio de la población y las compañías para hacer más eficiente su relación con la administración pública.

- -

Un estudio de Accenture revela que en las empresas, a diferencia del gobierno, la aceptación de internet como un nuevo canal de servicio ha sido más rápida, aunque los políticos comienzan a reconocer las mejoras que el e-Government puede ofrecer. "La pretensión de que la prestación de servicios públicos pase de ser ‘en cola’ a ser on-line, cuanto antes, suele omitir la complejidad de los problemas sociales, reglamentarios y legales", dice el estudio. La consultoría realizó esta investigación para conocer el nivel de e-Government en 20 países donde destacó que a pesar de que los políticos reconocieron los méritos del gobierno electrónico, "sus palabras de encomio no se traducían en acciones".

- -

Este año Accenture realizó nuevamente el análisis Liderazgo en la administración electrónica: acortando distancias entre retórica y realidad y amplió la muestra a 22 naciones. Los consultores de la propia firma actuaron como ciudadanos o empresas para analizar la respuesta y los servicios que ofrece el gobierno con el fin de determinar el nivel de eficiencia en cada rubro; la combinación de ambos se tradujo en una clasificación jerárquica –México aparece en el último escaño– que se divide en cuatro segmentos que muestran los avances del e-Government: líderes innovadores, seguidores visionarios, realizadores firmes y creadores de plataformas.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El estudio tiene dos conclusiones: cualquier esfuerzo será mínimo si los gobiernos no disminuyen la brecha digital entre la población y aún falta crear un modelo donde todos los organismos participen e identifiquen objetivos y resultados tangibles. El mensaje positivo es que si bien el camino aún es largo, en tres años el escenario será irreconocible.

-

Ahora ve
Esto es lo que le falta al Sistema Nacional Anticorrupción
No te pierdas
×