Lío de faldas

-
Andrés Piedragil Gálvez

El 10 de julio de 1964, Mary Quant, diseñadora inglesa, presentó una prenda que le aseguró un lugar de privilegio en la historia de la moda: la minifalda. La pieza de vestir causó una gran controversia, la cual se extendió hacia todos los rincones del mundo. La edición número 35 de Expansión (mayo 20 de 1970) confirma que los primeros años del atavío no fueron sencillos para nadie.

-

En el México de los 70, la industria textil y de la confección enfrentaba un enorme dilema: dónde está el negocio, ¿en la minifalda o en la llamada midi (una falda que termina justo abajo de la rodilla)? Las posiciones estaban irreconciliablemente divididas.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Manuel Méndez, diseñador de alta costura en El Palacio de Hierro, descartaba la escuela Quant: “Si usted se fija en las chicas que ahora usan la mini, se suben a un camión y no se sientan, y si lo hacen se cubren con un suéter o con la bolsa. Es un mito la libertad que da. Con la midi sí la tendrán.”

Por otra parte, el entonces director comercial de París Londres, Armando Gasse, manifestaba un apoyo comercial e ideológico a la prenda: “La mujer ha conquistado el derecho a vestirse con ropa corta. Esto es muy importante sobre todo para la latina, que había estado constreñida por la religión y otros factores.”

Casi cuatro décadas después, la duda de los empresarios quizá siga sin respuesta. Y nadie, hombre o mujer, parece demasiado preocupado por eso.
Ahora ve
El papa Francisco reza por México, tras el sismo de magnitud 7.1
No te pierdas
×