Lo que China se llevó

La flor de los 400 pétalos vendrá del lejano oriente.
Roberto Fuentes Vivar

Armando Paredes, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, organismo que agrupa a las grandes firmas mexicanas dedicadas al campo, recuerda que hace unos años había dos compañías afiliadas a la organización que se dedicaban al cultivo de cempasúchil para uso industrial.

-

Hoy, explica, no queda una sola registrada y las últimas noticias son graves, pues una de estas organizaciones, Bioquimex, decidió trasladarse al gigante asiático, en donde puede trabajar con esquemas como el de agricultura por contrato y recibe estímulos fiscales inimaginables en México.

-

Desde que en 1963 se comenzó a deshidratar la flor de cempasúchil, este producto, nativo de nuestro país, se convirtió en fuente de innumerables investigaciones y diversos usos industriales, por lo que su cultivo prometía convertirse en una mina de oro.

-

Cuatro décadas después, la mayor parte de las empresas que la exportaban han desaparecido y una de ellas trasladó a China su operación, ante la falta de estímulos.

-

Eduardo Berzana García, de la Facultad de Química de la UNAM, uno de los investigadores que más se ha dedicado al estudio de esta planta, explicó en una conferencia en el Museo de Ciencias que la flor está compuesta de carotenos y tiene diversos usos comerciales, sobre todo por su pigmentación. También recordó la existencia de seis organizaciones dedicadas a la producción y exportación de tal cultivo.

-

Además de las empresas privadas, ha habido varios proyectos campesinos para producir cempasúchil. Josaphat Ortiz Montoya inició uno en los Valles Altos de Querétaro, con 15 productores del ejido Puerta de Alegría.

-

Estos proyectos prevalecen, pero el gran despegue para aprovechar la flor de los 400 pétalos (cempolaxóchitl, en náhuatl) de manera industrial era el de Bioquimex, que ahora encontró la veta de los 400 colores dorados en China.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

“Lo grave –dice Paredes– es que la falta de apoyo al campo mexicano ha hecho que otras flores, como la nochebuena, también se cultiven con ganancias en el extranjero y se importen para satisfacer la demanda en temporadas especiales.”

Ahora ve
El ADN de tu perro dejará de ser un misterio
No te pierdas
×