Lo que natura non da, se vende

Un empresario chileno diseñó zapatos para bajitos. Quiere instalar 50 tiendas en dos años.

Felipe Moreno lo investigó todo para verse más alto. Incluso estuvo a punto de someterse a una dolorosa operación mediante “fierros” que le estiraran los huesos, pero como no era compatible con el tratamiento tuvo que conformarse con usar botines de tacón.

- Esa necesidad lo llevó a encontrar, por accidente, la fórmula perfecta: zapatos con un mecanismo especial que en segundos eleva siete centímetros su planta del pie. Ahora mide 1.80 metros.

- Su nueva altura causó conmoción. Fue entonces cuando creó algunos modelos para pedidos especiales, patentó el producto y hace dos años abrió su primer local. Ahora es una franquicia llamada Max De Negri con seis locales en su natal Chile, dos propios y cuatro franquiciados.

- Este año aterrizó en México y antes de finalizar diciembre abrirá su primera tienda en Monterrey. En un país con estatura promedio de 1.60 m., Moreno prevé llegar fácilmente al nivel de ventas que tiene en Chile, unos 300 pares mensuales por tienda. Tiene más de 50 modelos para ambos sexos, formal, informal y hasta deportivos, desde $40 hasta $100 dólares.

- El siguiente paso es expandirse en México, donde pretende llegar a las 50 tiendas antes de 2006. Una vez probado el negocio aquí, replicará el modelo en el mercado brasileño. Una de las ventajas es que la franquicia no pide la apertura de locales en centros comerciales, aunque sí aconseja que se alquilen en zonas con alto tránsito de personas y con dimensiones de entre 80 y 130 metros cuadrados.

- Moreno dice vender autoestima, no zapatos. Su calzado contribuye a mejorar el ánimo de las personas bajas o de quienes simplemente quieren verse más altos, básicamente del segmento medio. “Hay ciertos trabajos en donde se les discrimina si no tienen la estatura suficiente; incluso ocurre en una relación de pareja”, agrega.

Ahora ve
No te pierdas