Lo superficial en vez de lo importante

-
Sergio Sarmiento*

El largo y tortuoso camino por el que se llegó a la renuncia de Marta Sahagún a contender por la presidencia de la República es un ejemplo de cómo se ha permitido en el actual sexenio que lo intrascendente tome prioridad sobre lo importante.

-

Tuvo que venir la renuncia de Alfonso Durazo a la secretaría particular de la presidencia, así como duros editoriales contra la candidatura de Marta en el Financial Times y el New York Times, para que la primera dama tomara conciencia del daño que le estaba haciendo a su marido al mantener sus opciones abiertas como aspirante a una candidatura presidencial.

-

Hoy el presidente Fox tiene por delante solamente dos años y medio para hacer lo que va a hacer desde Los Pinos. Cuando se haga el recuento final del mandato del primer presidente en la historia del país surgido pacíficamente de la oposición, sin duda se encontrarán logros importantes. Los índices de pobreza y de pobreza extrema, medidos por el INEGI, han mostrado ligeras mejorías en parte gracias a un eficaz trabajo del programa Oportunidades de la Sedesol.

-

El número de huelgas cayó drásticamente, como resultado de una buena labor de negociación de la Secretaría del Trabajo. Se han hecho inversiones en gas y en electricidad, a pesar de la resistencia del Congreso a aprobar las reformas estructurales, gracias al ingenio y la voluntad de la Secretaría de Energía.

-

Aunque se  han perdido empleos formales, los sueldos de quienes tienen trabajo han subido en términos reales gracias a la estabilidad conseguida por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México.

-

Pero el hecho es que las reformas de fondo, las que nos permitirían ser un país más competitivo, como China, simplemente no se han hecho. Ante la resistencia del Congreso y la falta de capacidad de negociación del Ejecutivo, México sigue teniendo la estructura legal de un país del siglo XIX.

-

En parte el problema surge de un gobierno que ha peleado batallas absurdas en lugar de concentrarse en las realmente cruciales. Los meses transcurridos en los dimes y diretes de Marta son un ejemplo de cómo se ha permitido que lo superficial prevalezca sobre las cuestiones de fondo.

-

Pero no estamos en el momento de quejarnos de lo ocurrido en el pasado. El presidente Fox sigue teniendo una popularidad de 60% y un capital político que no se ha agotado. Es el momento de tomar la iniciativa y lograr acuerdos de fondo con los partidos de oposición. Un equipo de la presidencia debería estar sentado de manera constante con los dirigentes del PRI y del PRD buscando destrabar los grandes cambios que el país necesita.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

* El autor es analista político.

Ahora ve
Pese a la promesa de Trump, Carrier muda 300 empleos a México
No te pierdas
×