Los bancos sí dan dinero

Desde noviembre del año pasado los banqueros han decidido correr riesgos y regresar al negocio de l

Durante más de ocho años los bancos comerciales mexicanos han fracasado en su intento de desempeñar su papel de intermediarios financieros: proveer crédito. Sin embargo, según cifras del Banco de México, los préstamos a los negocios volvieron a tomar fuerza hacia el penúltimo mes de 2002. Crecieron 16.2% en términos reales en febrero con respecto al mismo periodo del año anterior, el mayor incremento desde el boom crediticio de hace 10 años.

-

El préstamo al consumidor también se ha expandido sólidamente desde principios de 2000 y ambos desarrollos indican un fin para la sequía de los créditos largos en México.

-

Prácticamente están presentes todas las condiciones para el crecimiento sostenido de la actividad. Éstas incluyen un sector bancario bien capitalizado (con 81.9% de sus activos manejados por accionistas extranjeros); tasas de interés nominal bajas y un marco de referencia legal que brinda cierta seguridad a los prestamistas.

-

La legislación previa favoreció en gran escala a los prestatarios y dificultó que los bancos persiguieran a los malos deudores y embargaran para garantizar la suma adelantada. El resultado, particularmente después del colapso financiero de México en 1995, fue una cultura extendida de no pago, con deudores que incumplían sabiendo que la ley podría trabajar en su beneficio.

-

¿Y los clientes?
Algunos de ellos permanecerán reticentes a recuperar la concesión de préstamos, con recuerdos post 1995 de tasas de interés por las nubes y los subsecuentes incumplimientos aún vívidamente frescos. Además, los individuos y las compañías han aprendido a sobrevivir sin depender del crédito o han encontrado fuentes alternativas para obtener recursos.

-

La encuesta del Banco de México sobre financiamiento empresarial (que cubre el último trimestre de 2002) mostró que sólo 31% de las organizaciones de la muestra tenían acceso a algún tipo de crédito bancario. Los proveedores, por otro lado, eran la fuente más importante de fondos.

-

El crédito al consumidor –que tiene un enorme potencial de crecimiento en México– también consolidará el terreno competitivo para los prestamistas tradicionales. Los bancos no sólo deben contender con las Sofol para atraer clientes, sino también con una serie de minoristas. Por ejemplo, la cadena de tiendas Liverpool tiene más de un millón de cuentas de crédito y 50% de sus ventas están colocadas en su propia tarjeta.

-

Mientras los bolsillos de los bancos se abren de manera gradual, sus funcionarios de préstamos deberán ser mucho más prudentes que en el pasado. Razón para ello es que el seguro flotante que cubría todos los depósitos se está reduciendo a partir del 1º de enero de este año.

-

Durante el 2003, los depósitos de hasta 10 millones de UDIs (unidad de inversión indexada con respecto a la inflación y actualmente equivalente a $3.28 pesos) serán asegurados. Ese límite caerá a cinco millones en 2004 y a 400,000 UDIs en 2005 (equivalente a alrededor de $121,000 dólares al tipo de cambio actual, un nivel que cubriría cerca de 95% de absolutamente todos los depósitos).

Newsletter
Ahora ve
México, uno de los países más peligrosos para los periodistas
No te pierdas