Los caminos de la reestructuración

-
Eduardo Godínez Quezada

Consorcio G, Grupo Dina, presidido por Rafael Gómez Flores, extiende su presencia a varios países, entre ellos Argentina, donde produce los camiones de carga y pasajeros. Lo mismo ocurre con su red de distribuidores; localmente, cuenta con 38 puntos de venta, cinco de los cuales se inauguraron en 1999. Los países en los que el grupo tiene una mayor infraestructura comercial son Chile, Colombia, Costa Rica, Bolivia, entre otros países centro y sudamericanos. A través de la alianza con Western Star Trucks, tiene también acceso a los mercados de Estados Unidos y Canadá.

-

A un año del lanzamiento en el mercado nacional de camiones con la tecnología propia HTQ (High Technology Quality), Dina inició la exportación de sus camiones de carga clase seis y siete, al firmar un contrato por 10 años con la empresa canadiense Western Star Trucks. El pedido base representó 9,000 unidades para los próximos tres años y serán comercializados en Estados Unidos, Canadá y Australia.

-

Reestructuración financiera
En junio de 1999 GDINA inició una significativa reestructuración financiera con el fin de disponer del flujo de efectivo suficiente para hacer frente a sus compromisos. La posibilidad de incumplimiento era muy alta y corría el riesgo de declararse en suspensión de pagos, tanto en México como en Estados Unidos.

-

Aceptó disminuir 61% su participación en su principal subsidiaria en Estados Unidos, MCII Holdings (de la cual era propietario en 100%), a través de la capitalización por parte de Joseph Littlejohn & Levy Fund III LP, y otros inversionistas por la cantidad de $175 millones de dólares. Por su parte, MCII contrató una nueva deuda bancaria por $433 millones de dólares y emitió bonos por $150 millones. De esta forma, MCII eliminaba deuda intercompañías con GDINA y sus subsidiarias.

-

Los recursos obtenidos de la operación anterior, más el efectivo en caja de MCII, sumaron $698 millones de dólares, se usaron en diversas liquidaciones: deuda sobre una línea de crédito y bonos de MCII, bonos emitidos por GDINA y Dina Truks, línea de crédito con Bancomext de Dina Autobuses, crédito puente con CIBC y pago de gastos e intereses acumulados.

-

El resultado fue la disminución de la deuda consolidada de GDINA en unos $ 522 millones de dólares, lo que eliminó restricciones para la obtención de nuevos financiamientos. También fortaleció su posición de liquidez en unos $80 millones de dólares. Con todo ello, GDINA mantuvo una participación minoritaria de 39% en MCII, por lo que dejará de consolidarla en sus estados financieros y se reconocerá bajo el método de participación. Al no consolidar las operaciones de MCII, las cifras financieras de GDINA sufrieron cambios importantes, si consideramos que en 1998 MCII representó 82% de las ventas y 114% en la utilidad de Grupo Dina.

-

Recuperación del mercado doméstico
En el primer semestre de 1999, las limitaciones en su capital de trabajo redujo la disponibilidad de unidades y, por tanto, su participación de mercado. La disposición de recursos que supuso la reestructuración financiera permitió a la compañía obtener los materiales necesarios y cumplir oportunamente con sus clientes. Al 31 de diciembre pasado, el backlog (o sea, las órdenes pendientes) fue de 3,585 unidades (116% más que en 1998) las cuales llevarán la tecnología HTG. Eso significa para el inicio de la recuperación de su participación en el mercado doméstico. La industria de camiones de carga y pasajeros reflejó en 1999 un importante repunte. Se vendieron 25,261 unidades, 14.4% más que en 1998.

-

Las ventas totales de GDINA en 1999 cayeron 45.6% frente a 1998, si se suman las de MCII (1) –sin éstas, hay un ligero incremento de 1.6% (2)–. La caída en unidades vendidas fue de 34%.

-

El proceso de reestructura operativa muestra indicios de recuperación, sin embargo, al cierre del ejercicio continúan las presiones en la utilidad de operación y en la generación de flujo operativo.

-

Con la reestructuración, el activo total se redujo en casi 65% al cierre del año, los pasivos con costo cayeron 78.2% al ubicarse en $1,842 millones de pesos, lo que traerá una significativa reducción en el costo financiero; el capital contable aumentó casi 60%. No obstante, el nivel de apalancamiento continuó elevado, al ubicarse en 1.4 veces, es decir, que el pasivo total es muy superior al capital contable, mientras que la relación de pasivos con costo a capital contable fue de casi 100%.

-

La empresa tendrá que tomar medidas adicionales para fortalecer su estructura financiera, ya que la generación de flujo operativo mejorará muy lentamente.

-

Si se compara el primer trimestre del 2000 con el inmediato anterior, hay importantes avances en la operación. Gracias a la recuperación del mercado doméstico y a una mayor capacidad de recursos, en el trimestre se vendieron 1,004 unidades, casi 48% más que las vendidas en el cuarto trimestre –y 105% superiores a las registradas en el mismo periodo de 1999–.

-

Por tanto, el margen bruto presentó una recuperación de trimestre a trimestre al pasar de 11% a 21.5%, mientras que en el 2000 se logró obtener una utilidad de operación marginal de $1.19 millones, con lo que el margen de operación pasó de negativo a positivo.

-

La estructura financiera no mostró cambios sustanciales. Comparado con el de diciembre pasado, el activo total aumentó 1.66%; el capital contable disminuyó 3.8%, principalmente por la aplicación del Boletín D-4, con lo que el nivel de apalancamiento se ubicó en 1.3 veces y la relación de pasivo con costo a capital contable fue de 90.6%.

-

Mercado accionario
GDINA cotizan sus acciones en las bolsas mexicana y neoyorquina, el NYSE. En ésta última, no pueden haber acciones con valor inferior a $1 dólar por título durante un periodo continuo de seis meses. Los ADRS de GDINA han estado por abajo de ese nivel en los últimos 15 meses. Por ello, el pasado 28 de abril la asamblea de accionistas aprobó un cambio de estructura de los ADRS para que, en lugar de estar integrados por cuatro acciones por ADR, se integren por 40 acciones, lo cual ocurrió en mayo. Lo anterior no modificó el número de acciones en circulación, y tampoco el valor de capitalización de la empresa.

-

Los analistas consultados opinan que esta empresa deberá buscar nuevos contratos en los mercados latino y norteamericano, si bien en Estados Unidos la recuperación podría ser lenta ante la expectativa de una desaceleración económica. También consideran que su nivel de apalancamiento continúa alto y que su generación de flujo operativo es baja. Ante esta situación, los especialistas no ven atractiva la inversión en estos títulos, y no se observaron recomendaciones de compra.

-

En junio pasado, GDINA anunció que llevará a cabo un paro técnico en su planta Dina Camiones durante el tercer trimestre del 2000. Argumentó que Western Star Trucks disminuyó sus pedidos en alrededor de 50% en ese periodo. No obstante, GDINA explicó que el contrato es por 10 años y que continúa vigente; los pedidos para el tercer trimestre se postergarán para el siguiente o bien para principios del 2001.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La empresa confirma que continuará con la promoción de su tecnología propia HTG, incluyendo en nuevos mercados, y que buscará nuevas alternativa para fortalecer su estructura financiera.

Ahora ve
Quentin Tarantino admite que sabía de las conductas sexuales de Harvey Weinstein
No te pierdas
×