Los cheques están condenados a desapare

Ruth Ann Marshall <br>presidenta para las Américas de Master Card.
Omar López Vergara

1. ¿Cuándo fue la última vez que utilizó efectivo?
Sólo utilizo el efectivo para dar propinas: en los hoteles, en el aeropuerto o en el campo de golf.

- 2. ¿Esto significa que el efectivo está condenado a desaparecer?
A mis jefes y colegas les encantaría que dijera que sí, pero no. Lo que sí creo es que pronto veremos una sociedad sin cheques. Los cheques sí están condenados a desaparecer. Las tendencias indican que en un futuro las personas utilizarán efectivo sólo para transacciones menores o iguales a $10 dólares.

- 3. ¿No le gustaría tener una Black Centurion, de American Express, con la que uno se puede comprar una isla?
En eu tenemos algo similar llamado World Card, sin límite de crédito, con servicios de concierge, y con la que se puede comprar cualquier cosa. Una tarjeta similar estará disponible en México pronto.

- 4. ¿De dónde nace su pasión por el golf?
Como mujer de negocios, mis opciones eran la cacería o el golf. Escogí el golf sólo para pasar cuatro o cinco horas más con mis clientes, los fines de semana. El golf hace que se desarrolle una relación de confianza que no se logra con otros juegos.

- 5. ¿Entonces juega sólo por conveniencia? ¿Qué hay de su vida personal?
Momento. El golf me encanta. Y respecto a mi vida personal, sólo hay una cosa de la que me arrepiento: no haber tenido hijos. Pero eso no significa que esté “casada” con mi trabajo. Me gustan mucho los deportes, los viajes, y tocar el piano. Tengo dos perros y muchos amigos. Con todo eso, creo que tengo una vida realmente hermosa.

6. ¿Una vida que “no tiene precio”?
Sí, algo así.

Newsletter
Ahora ve
Lo que quieren los mexicanos de un empleo
No te pierdas