Los chinos vienen manejando

Si Detroit necesitaba algo más para estar peor, ahora llegaron los chinos a invadir EU de coches.
Leslie P. Norton / Barrons

En poco tiempo, la frase “Hecho en China” podría aparecer en la -mercancía que se exhibe en las concesionarias de autos estadounidenses. A la -cabeza se encuentran dos empresarios excéntricos, Malcolm Bricklin, creador del -desafortunado Yugo, y David Shelburg, un pintoresco concesionario que tiene una -empresa con sede en Arizona. Sin embargo, es posible que les sigan fabricantes -de autos más convencionales.

- El mes pasado, Honda Motor empezó a exportar el Honda Jazz de China a -Alemania, y espera vender algo así como 10,000 unidades el primer año. Honda -no ha dicho cuándo planea exportar a Estados Unidos, pero el jefe de -DaimlerChrysler China creó un alboroto en el Motor Show de Shangai al decir que -está considerando la posibilidad de fabricar autos subcompactos en China para -exportarlos a Estados Unidos. “Hemos revocado esa declaración”, señaló -bruscamente un vocero de Chrysler en Auburn Hills, Michigan. “Puedo decirle, -sin temor a equivocarme, que no hay planes para exportar vehículos chinos a -Estados Unidos”.

- Tal vez no de inmediato. Mientras la industria automotriz china sufre de un -volumen anímico y una elevada sobrecapacidad, hay mucha presión para aumentar -la producción. Según cálculos de JP Morgan, las ventas de los autos -manufacturados a escala nacional totalizaron 2.33 millones el año pasado, -contra la capacidad total de 3.8 millones. Y los fabricantes de automóviles -están agregando capacidad a un índice que varía de 20 a 30%, llevando los -márgenes hasta los huesos. La presión afectó a fabricantes como Volkswagen y -General Motors, y dañó a una serie de acciones de empresas automotrices -chinas, incluyendo a Brilliance China Automotive, Denway Motors, Qingling -Motors, China Zhejiang Geely Group, Great Wall Automobile Holding, Shanghai -Automotive Industry y Jiangling Motors.

- “Vender 20,000 unidades en el mercado doméstico no será la solución -porque la estructura de costos es alta”, señaló Michael Dunne, presidente de -Automotive Resources Asia, consultor automotriz con base en Shangai. “Para -tener una oportunidad de sobrevivir en China, y avanzar, se necesita exportar”. -Dunne está apostando a que Chrysler y VW exporten a Estados Unidos en los -próximos cinco años. VW y GM están empezando a exportar autos hechos en China -a los vecinos de ese país. Los Corolla y los Camry de Toyota, de manufactura -china, pueden no quedarse muy atrás. Es posible que dichos planes provoquen -conmoción en las fábricas en Detroit, y también en las plantas -estadounidenses operadas por manufactureros japoneses y coreanos.

- A pesar de la publicidad, aún es muy pronto para apostar a las exportaciones -como un tema de inversión. China exportó sólo 90,000 autos el año pasado, la -mayoría a lugares como el Medio Oriente y Europa del Este. No es probable que -los gigantes globales arriesguen sus fábricas de propiedad 100% estadounidense -a favor de alianzas que, por ahora, están limitadas por la ley china a poseer -50% (Honda es dueña de 65% de su fábrica de exportación). Y los costos de la -producción de autos en China, al contrario de lo que pudiera creerse, son muy -altos, dado los bajos volúmenes totales de ventas.

- “En un periodo de tres a cinco años, las exportaciones serán materia de -inversión para las acciones automotrices chinas”, afirma Jack Cheng, -especialista en autos en Boshi Fund Management en Shenzhen. Cheng considera que -las valuaciones han llegado al punto más bajo y los ingresos se están -recuperando. Pero por ahora, será difícil para la rentabilidad remontarse a -los niveles del año pasado. Mucho depende también de reducir los precios en -las autopartes. Eso seguro sucederá mientras China suministra cada vez más -autopartes, muchas de ellas ya destinadas para Estados Unidos. El año pasado, -las exportaciones de autopartes chinas totalizaron $7,000 millones de dólares. -Se espera que den un salto a $10,000 millones este año, aunque el gobierno -quiere que ese número crezca a $100,000 millones para 2010.

- Un factor clave es la calidad y la seriedad. “Los compradores han dejado de -interesarse en el origen de un automóvil si éste ofrece buen valor”, señala -Kevin Smith, director editorial del sitio web Edmunds.com. Aun así, le tomó -una década a Hyundai Motor modificar la percepción pública de una calidad -desastrosa.

- Chery es una empresa privada que está trabajando con Vehicles Visionary de -Bricklin para llevar vehículos a Estados Unidos a partir de 2007. Y aunque -Chery ahora está demandada por GM por robarle diseños, Visionary planea -importar 250,000 vehículos Chery el primer año y dos millones cada año –de -los 16 millones anuales en ventas estadounidenses de autos y camiones ligeros–. -Bricklin afirma que Visionary venderá vehículos Chery “con el alma de un BMW -o un Lexus, a precios entre $19,000 y $30,000 dólares.”

- Hay varias interrogantes, no sólo porque Chery fabricó menos de 100,000, -sino porque “apenas está establecida en el mercado doméstico y su imagen de -calidad es cuestionable”, señala Ashvin Chotai, jefe de Investigación -Automotriz asiática para Global Insight en Londres.

- China Motor de Shelburg asegura haber firmado contratos con 30 concesionarias -para ofrecer una línea de carros hechos en China a partir de octubre, con un -precio 30% menor que los de la competencia estadounidense. Hay un amplio -escepticismo en cuanto a los planes de Shelburg. Afirma, sin embargo, que -introducirá un sedán de cuatro puertas llamado Solo, con interiores de piel y -con un sugerente precio anunciado de $6,995 dólares y garantía limitada de por -vida. Dice que sus manufactureros incluyen a Great Wall Auto, Geely Group y -Hebei Zhongxing Automobile Manufacturing. Shelburg calcula que venderá 75,000 -autos de manufactura china en el primer año.

- Algunos gerentes de fondos están encontrando valor en las acciones de autos -chinos. Uno de ellos es Louis So, gerente de Cartera en Value Partners, con sede -en Hong Kong, quien estudia diversos fondos en China. “Algunos de los -fabricantes de autos están comerciando a niveles angustiosos”, así lo -considera. Se niega a compartir nombres específicos, pero algunos de los más -baratos por supuesto incluyen a Changan Auto, comercializado en Shenzhen, y -Great Wall, comercializado en Hong Kong, quien tiene aspiraciones de exportar.

- Zachary Karabell, de Alger China Fund en Nueva York, es un fanático de -Changan Auto, que ha estado abajo 40% en los últimos 12 meses. “Uno no quiere -ser succionado por una trampa de valor”, señala Karabell. Y dice que las -acciones están baratas. Y el potencial para exportar “las hace interesantes”.

Ahora ve
México y EU avanzan en combatir al crimen organizado, afirma Osorio Chong
No te pierdas
×