Los consejos de Lula para el crecimiento

Un presidente entre dos flancos: el empresarial y el popular. A uno lo calmó bajando la inflación

Al mismo tiempo ha tratado de consolidar la estabilidad macroeconómica, proveer algún estímulo a una economía sin brillo y cumplir promesas de campaña a los votantes de la clase trabajadora. Luiz Inácio, Lula, da Silva, el primer presidente de izquierda de Brasil, se equivocó al ser demasiado cauteloso desde que llegó al poder en enero de este año.

-

Quienes sospechaban de sus intenciones de izquierda por haber sido un líder sindical, se encontraron con un Lula que adoptó la estructura conservadora de su predecesor con algunos ajustes. Por esto se ganó los aplausos de prestamistas, pero enfureció a gente dentro de su propio partido. Y por si fuera poco, corrió el riesgo de perder la esperada recuperación económica. La lucha de su gobierno contra la inflación y su  plan de créditos populares parecen darle un nuevo aire.

-

Cruzada por el crédito y la credibilidad
El paquete de crédito-incentivo de Lula es otro elemento más en la búsqueda del crecimiento del país, de ahí su plan para incrementar el suministro de préstamos para los pobres. Por ello, el Banco do Brasil está por establecer dos nuevas unidades, expandiendo el número de sindicatos de crédito y ofreciendo a clientes de pocos ingresos mini préstamos con tasas bajas.

-

Paralelamente, se hará un llamado a los bancos comerciales para que asignen 2% de los depósitos a la vista para microcréditos, o bien, aporten una cantidad equivalente al depósito de reserva que rinde bajos intereses en el Banco Central.

-

Las restricciones crediticias estarán listas para ser revocadas durante la creación de cooperativas de crédito, que hasta ahora habían sido abiertas para los miembros de profesiones particulares pero que se extenderán a más sectores.

-

Las medidas de crédito del actual gobierno brasileño tendrán un impacto marginal de crecimiento, pero ayudarán a aplacar a sus seguidores, que quieren ver un compromiso explícito en la distribución de la riqueza.

-

Los banqueros están consternados por la voluntad del gobierno para intervenir en sus decisiones de asignación de riesgo.

-

De hecho, los funcionarios públicos --incluido Antonio Palocci, ministro de Finanzas--, presentaron este plan como el bastión de su éxito contra la inflación. Palocci dijo que el país ahora estaba fuera de cuidados intensivos y listo para un ordenado programa de crecimiento económico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La inflación aumentó sólo 1% en abril, lo que representa el menor incremento mensual registrado desde septiembre de 2002. Para Palocci no es cuestión de elegir baja inflación o alto crecimiento, ya que Brasil podría tener ambos.

Ahora ve
¿Qué países tienen mayor adicción a la tecnología?
No te pierdas
×