Los contrapesos del proyecto exportador

-

A partir de la reforma económica iniciada al comienzo de la década de los 80, México incrementó sustancialmente la participación de sus exportaciones como porcentaje de su Producto Interno Bruto (PIB). Si en 1982 las exportaciones de mercancías representaban apenas 12.4% del PIB, al cierre de 1994, año en que se inició el TLC, esta participación saltó a 14%, llegando finalmente a 28.7% en 1998.

-

Así, las ventas externas pasaron entre 1980 y 1998 de $18,031 millones de dólares a $117,500, lo que representa una tasa media de crecimiento anual (TMCA) de 11%. Paralelamente, las importaciones mostraron un impulso similar al crecer de $21,089 a $125,243 millones de dólares, con una TMCA de 10.4%. En este contexto, se puede afirmar que unas de las metas de las reformas económicas se alcanzó, aunque esto no significa que el sector externo haya cumplido a plenitud su papel de generador de recursos para financiar el desarrollo.

-

Si bien la evaluación del desempeño económico en 1998 puede ser calificado de favorable, no hay que dejar de observar que mostró un desaceleramiento. Por un lado el mercado interno mantuvo un ritmo de crecimiento relevante, sobre todo en cuanto al consumo y la inversión; por otro, empero, las exportaciones crecieron a un ritmo menor en tanto que las importaciones registraron una tasa de crecimiento mucho mayor, con todo y que su dinamismo cayó.

-

Este fenómeno es significativo si se considera que uno de los objetivos de las reformas era incrementar la inversión, tanto nacional como foránea, que impulsara las exportaciones, a fin de obtener un flujo neto de ingresos que financiara el desarrollo. Sin embargo, aun cuando México ha logrado participar más activamente de los flujos de inversión mundiales y el aumento de la inversión se ha traducido en un fuerte avance de las exportaciones, la elevada dependencia de éstas con respecto a las importaciones ha generado déficit recurrentes en la balanza de bienes y servicios que han significado la transferencia de recursos al exterior.

-

Pese a que las reformas económicas emprendidas hace casi 20 años colocaron el comercio exterior en un primer plano de la actividad económica, persisten problemas crónicos, estructurales, a los que las reformas no han dado solución. Entre ellos se encuentran la aún débil participación de insumos nacionales en los bienes exportados y el mantenimiento de bajos niveles salariales. Mientras que en el primer caso se aprecia un pobre encadenamiento de insumos, aparentemente imposible de superar, el segundo parece constituir una condición para seguir atrayendo inversiones directas.

-

La comparación del salario hora promedio pagado en la manufactura de México y Estados Unidos permite constatar que, al menos en los últimos 15 años, de este lado del Río Bravo el salario ha representado, en promedio, menos de un décimo del pagado en la Unión Americana, con lo que el costo laboral por unidad producida aquí se ha mantenido bajo y con un diferencial de 40% en relación al costo laboral del vecino del norte. Este fenómeno también está ligado al deterioro de los salarios reales durante 1998.

-

La superación de estos rasgos del modelo económico prevaleciente es una condición para establecer un desarrollo de la economía y no sólo su crecimiento.

-

Mucho comercio, pocos beneficios
El ambiente que enfrentó el comercio exterior de México en el periodo 1997-1998 se caracterizó por la caída de los precios internacionales del petróleo, el deterioro de los términos de intercambio, la generación de déficit en la balanza comercial, el deterioro en la cuenta corriente y la depreciación del peso.

-

Como se recordará, a partir del último trimestre de 1997 la balanza comercial se vio afectada por la caída de los precios de los hidrocarburos, que pasaron de $17 dólares por barril a menos de $8 dólares en diciembre de 1998, afectando el valor total de las exportaciones que, sin considerar a la maquila, retrocedieron 1% . Así, por tercer año consecutivo las ventas foráneas acusaron una tendencia positiva pero declinante.

-

Por otra parte, la depreciación del peso determinó la pérdida del dinamismo económico y creó las condiciones para que las importaciones redujeran el elevado ritmo de crecimiento registrado durante 1996 y 1997. Adicionalmente, el deterioro de los términos de intercambio entre 1997 y 1998 –debido en buena parte a la caída de los precios de los commodities – mostró que, pese al crecimiento considerable del valor de los flujos comerciales, hubo un retroceso en su valor unitario.

-

En cuanto a la estructura de las exportaciones, se observó el mantenimiento de las tendencias registradas en el pasado: la industria maquiladora confirmó con su fuerte dinamismo al crecer 17% y aumentar su peso en las exportaciones totales a 45%, la más alta cifra en toda su historia. Aun cuando sus compras foráneas también mantuvieron un elevado dinamismo, las maquiladoras de exportación obtuvieron un superávit por $10,307 millones de dólares, también un récord histórico.  Todo indica, pues, que el motor de las ventas externas seguirá siendo la maquila de exportación.

-

En este contexto hay dos elementos que deben estar en el centro de la atención. El primero es que el afianzamiento del proyecto maquilador, sin una aportación vigorosa de la industria local, permitirá a México aumentar sus exportaciones, pero con reducidos  beneficios para el desarrollo industrial y el nivel de vida de la población. Derivado de esto, el segundo elemento es que el avance constante de las exportaciones sustentado en un alza proporcional de las importaciones significa una reducida generación positiva de divisas, cuando no la transferencia neta de recursos, con lo que los beneficios de un mayor comercio se desvanecen.

-

Exportadoras vs importadoras
Con 15 años cumplidos, el reporte de exportadoras e importadoras continúa siendo un punto de referencia para el seguimiento y evaluación del sector externo de México. En esta ocasión, los resultados globales de 400 empresas –291 son exportadoras y 380 importadoras– muestra que su participación en el comercio sigue siendo decisiva: 38.7% de las exportaciones y 51.7% de las importaciones fueron generadas por estas compañías.

-

Aunque el saldo comercial arrojó un superávit por $10,164 millones de dólares, éste fue 42.2% menor al de 1997. El análisis de los resultados por tipo de empresa muestra que las firmas privadas participantes aportaron $36,931 millones de dólares, equivalentes a 31.4% de las exportaciones del país y 23.8% de las importaciones.

-

Al analizar en forma más detallada el comportamiento de las ventas externas en función del origen del capital, se observa que la participación del sector privado nacional en las exportaciones totales disminuyó de 17 a 14%, al sumar $16,455 millones de dólares, una caída de 13.4% con respecto a la cifra del año anterior. Asimismo, las compañías de capital extranjero mostraron un menor peso, al encoger su participación de 19.9 a 17.4%, debido a que sus ventas –por $20,477 millones de dólares– descendieron 6.9%. Y entre las empresas de la muestra, el adelgazamiento de las exportaciones redujo igualmente su importancia relativa, pues si en 1997 representaron 30.8% de las ventas externas nacionales, en 1998 apenas alcanzaron 28.7%.

-

Destaca el hecho de que la relación exportación a ventas de las empresas privadas se mantuvo en el mismo nivel de 28.8%. No obstante, las empresas con mayoría de capital extranjero registraron una relación de exportaciones a ventas de 50.8%, mientras que las privadas nacionales promediaron 18.8%.

-

De las 400 empresas que conformaron la muestra a partir de la cual se obtuvieron estos resultados, se incluyen aquí las primeras 100, es decir, aquellas cuyas exportaciones o importaciones alcanzaron los valores más altos.  

-

El reporte de Las exportadoras e importadoras más importantes de México es un producto del Departamento de Investigación y Desarrollo del Grupo Editorial Expansión. El análisis estuvo a cargo de Gerardo Mendiola. Se prohibe la reproducción total o parcial sin la autorización de los editores. Cualquier mención del contenido es permitida siempre y cuando se cite la fuente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La fuente de información para elaborar el reporte de Las exportadoras e importadoras más importantes de México es la edición electrónica de “500 Las empresas más importantes de México”. Si está interesado en adquirirla llame al teléfono 5242 4343.

Ahora ve
Primer llamado de López desde que está en prisión domiciliaria es a seguir lucha
No te pierdas
×