Los cuatro fantásticos de Pemex

El nuevo Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos se compromete a eliminar burocracias.
David Shields

Va muy en serio la orientación empresarial en Petróleos Mexicanos (Pemex). Ese es el mensaje que envió el nombramiento de Carlos Slim, Lorenzo Zambrano, Alfonso Romo y Rogelio Rebolledo como consejeros independientes. Ahora se realiza un intenso trabajo para reestructurar a la empresa pública, que durará varios meses más.

-

Pemex no será privatizado, pero sí adoptará criterios de empresas privadas y competitivas. Ese es el cambio prometido y ello obliga a los empresarios involucrados, empezando por su director general, Raúl Muñoz Leos, a entregar resultados positivos y transparentes. Él habla de obtener $3,000 millones de dólares en ahorros en la empresa. Falta ver cómo lo logrará.

-

¿Cuáles serán los lineamientos básicos del nuevo rumbo empresarial en Pemex? Se prevé que Muñoz Leos conteste esta pregunta el 18 de marzo, además de dar más detalles sobre la nueva estructura.

-

Entre los planes de este nuevo Pemex empresarial está el propósito de elevar la capacidad de crudo que se sitúa en alrededor de tres millones de barriles diarios. En dos o tres años se espera estar en condiciones para producir 600,00 más.

-

También se pretende modificar la estructura fiscal de la paraestatal. Hoy sus utilidades de operación ($15,000 millones de dólares al año) van a parar a las arcas públicas a través de la aplicación de numerosos impuestos. Se espera aplicar un solo impuesto a los ingresos por exportación de crudo y otro (similar al ISR aplicado a las demás empresas) a las actividades industriales de Pemex, debe dejar utilidades reales a la paraestatal para sus propios proyectos de inversión.

-

Por lo pronto, se sabe que en las últimas semanas se ha trabajado en fortalecer al corporativo para consolidar y reintegrar en esta área central las actividades que quedaron dispersas cuando la empresa fue segmentada en cuatro subsidiarias, de acuerdo con la Ley Orgánica de 1992. Al dividirla se perdieron sinergias que hoy pretenden recuperarse.

-

Aunque las subsidiarias permanecerán, serán áreas operativas subordinadas a un corporativo que concentrará funciones como la administración, planeación, finanzas, ingeniería, desarrollo profesional y asuntos laborales. ¿Para qué tener cuatro áreas de planeación o cuatro directores de finanzas, cuando uno basta? ¿Por qué aplicar criterios de ingeniería diferentes en cada subsidiaria?

-

Ahora, la lógica se impone. Se busca eliminar duplicaciones y excesos de burocracia. Y ello llevará a mayor claridad. De hecho, Slim ha prometido que habrá transparencia en la información que genera la empresa, algo que no ha ocurrido en los últimos años.

-

Una de las prioridades de los consejeros externos de la empresa será vincularla mejor con sus clientes y con las oportunidades de negocio, dentro y fuera del país.

-

Ahora ve
No te pierdas