Los dueños de la pista

Aeroméxico sobrevivió y creció en plena turbulencia del sector aeronáutico. En 2011, afinará la
Didier Ramírez y Daniela Clavijo

AEROMÉXICO (Lugar 63)

-

- Hace 35 años
-
La aerolínea tenía 40 años de operación y era propiedad del gobierno. - Dominaba rutas como México- Acapulco y tenía operaciones en EU, España y - Francia. Su flota eran aviones Mac Donnell-Douglas DC-10-30.

- El 28 de agosto de 2010, Ricardo Sánchez Baker, director financiero de Aeroméxico, se enteró de que un arrendador había asegurado, por falta de pago, un avión de Mexicana de Aviación. El intercambio de llamadas sobre el tema fue la constante ese día, al igual que la incredulidad entre los empleados del edificio central de la aerolínea en Paseo de la Reforma. A partir de entonces, el objetivo fue adecuar la operación de la empresa para ganar en medio de la coyuntura.

- A diferencia de su principal competidor con el que compartía destinos como Nueva York, Los Ángeles, Madrid o París, Aeroméxico había renegociado con los arrendatarios de los aviones desde el segundo semestre de 2009, además de que había adecuado su flota a la demanda para mantener con ello un flujo de capital que hiciera posible cumplir con los compromisos con sus acreedores. La consolidación de la estrategia se concretó durante 2010, y es lo que permitirá a Aeroméxico aumentar 12% el número de usuarios transportados, aun si regresara Mexicana.

- Para 2010, las metas planteadas por el consejo de administración iban más allá de las cifras. Se trataba de consolidar la estrategia iniciada en 2009 y orientar la compañía hacia la rentabilidad. De acuerdo con un análisis de Deutsche Bank, la utilidad antes de financiamiento, impuestos, depreciación, amortización y rentas (UAFIDAR) de las aerolíneas en 2010 se ubicaba en 18.6%, mientras que Aeroméxico obtuvo para el periodo 22.1%, es decir, 1.5% más que el promedio de compañías como American Airlines (8.9%), Delta (13%), Copa (25.7%) y LAN (23.5%), entre otras.

- Es precisamente al consejo de la empresa al que se le atribuye parte del éxito de haber sorteado la turbulencia. No sólo por estar inmerso en las decisiones que toma la compañía, sino en cuanto a las aportaciones financieras del grupo, en el que destacan nombres como María Asunción Aramburuzabala, Ricardo Martín Bringas y Juan Francisco Beckman Vidal.

- Las aportaciones de los principales inversionistas sumaron 250 millones de dólares (MDD) adicionales a la inversión inicial que permitieron hacer frente a los momentos difíciles que vivía el sector, entre ellos, los incrementos de la turbosina.

- “Desde la compra de la empresa en 2007 se ha mantenido un gobierno corporativo con gente exitosa en sus negocios”, dice Andrés Conesa, director general de Aeroméxico.

- Al final de 2010, los ingresos de la compañía crecieron 25% frente a 2009, para superar los 28,000 millones de pesos (MDP). Además, el número de pasajeros transportados aumentó 14%, para ubicarse en 11.6 millones.

- Otra de las prioridades fue definir las nuevas condiciones del contrato colectivo de trabajo de pilotos y sobrecargos, situación que Conesa y su equipo definieron antes de finalizar el año para operar con una estructura 40% menor, frente al convenio anterior.

- “Con los cambios de contratos colectivos se dio más productividad, en vez de volar 55 horas están volando 70”, enfatiza el director de la compañía. Con ello, se generaron las bases de crecimiento que busca la empresa, sin incidir en los costos. En 2010, el costo de asiento/kilómetro se ubicó en 1.054 pesos, “el más bajo de los últimos años”.

- Nueva posición
Algunas turbulencias en el sector (como el incremento en el precio de la turbosina o la salida de algunos competidores), le permitieron a Aeroméxico quedarse como la compañía aérea más grande de México. Sus directivos son categóricos al precisar que esto es resultado del trabajo efectuado durante años.

- En 2010, si bien la empresa no buscaba únicamente incrementar su participación de mercado, ésta llegó a niveles de 36.3% en el mercado de rutas domésticas, mientras que en 2009 fue de 32.5%. Este indicador es favorable si se considera que el mercado nacional genera 50.8% de los ingresos de la compañía, según las cifras contenidas en el prospecto de colocación presentado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

- En el tránsito internacional, Aeroméxico tuvo una participación de 10.1% del total de operaciones, en una división que aporta 38.1% de los ingresos de la empresa, factor que incrementó con respecto al año previo en poco más de tres puntos porcentuales, señala el documento.

- Como define Conesa: “El objetivo de la compañía siempre ha estado muy claro, atender al pasajero de negocios que se complementa con el resto del mercado”, situación que ha permitido consolidar su estrategia para ganar terreno.

- Según cifras de la empresa, 70% de sus rutas (y con ello, de los pasajeros transportados) está concentrado en el viajero de negocios, que consolida a Aeroméxico como la única empresa que funciona con esta vocación y que es complementada por el viajero étnico y el de placer.

- Actualmente, Aeroméxico tiene una cobertura de 19 destinos nacionales y 22 internacionales, mientras que con Aeroméxico Connect alcanza a 39 ciudades y nueve en el extranjero.

- Lectura del mercado
Si bien en el segundo semestre de 2009 Aeroméxico reestructuró el negocio, 2010 fue el momento oportuno para mantener la disciplina de las estrategias definidas, entre las que se encontraban las finanzas, pero también la operación, ajustando las rutas en función de la demanda.

- En 2010, la compañía colocó los principales indicadores en terreno positivo. Entre ellos, el hecho de llevar la ocupación de su flota a 77.4%, después del 71.1% registrado en 2009, de acuerdo con información de la empresa. Interjet y Volaris se ubicaron en algunos meses de 2010 en 80 y 76%, respectivamente.

- “Se trató de una estrategia integral orientada a hacer más rentable la empresa, y no tanto al market share (participación), el enfoque no era ser más grande sino ajustar la capacidad”, menciona Sánchez Baker, de Aeroméxico.

- Al cierre de 2010, con base en las cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Aeroméxico finalizó con una flota de 95 aeronaves frente a las 105 del ciclo previo. Para final de 2011 agregarán tres aparatos y en 2012, seis más; el total de los nuevos 20 equipos se concretará en 2015.

- Trabajo en equipo
“Tenemos un consejo que siempre nos pone objetivos muy ambiciosos”, precisa Sánchez Baker, y para 2010 no fue diferente. Desde los primeros meses del año, los indicadores comenzaban a estar alineados a los presupuestos e, incluso, superando metas como los ingresos, que aumentaron 25%, y los pasajeros, 14%.

- Todas las acciones emprendidas por Aeroméxico tenían un plan de vuelo: regresar a la rentabilidad la empresa, objetivo logrado al reportar una utilidad de 2,382 millones de pesos (MDP) en 2010.

- Lo anterior permitió preparar el terreno para conseguir la colocación accionaria en la BMV, lograda en abril pasado. El objetivo fue obtener capital fresco por 330 millones de dólares (MDD) entre personas físicas, correspondiente al 16% del valor de la empresa.

- El 84% restante se conforma de la siguiente manera: un grupo de 16 inversionistas tiene 51%, Banamex, 45%, y 4%, los pilotos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Gracias a la entrada de Aeroméxico a la Bolsa, la compañía continuará con su estrategia empresarial, para consolidar sus finanzas y colocarle el máximo título del sector: ser la aerolínea bandera de México.

- Para el periodo 2011-2013, Aeroméxico estima una inversión de 1,300 MDD, para ampliar los 58 destinos nacionales a los que atiende y 31 en cielos internacionales, principalmente en Estados Unidos.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×