Los emprendedores del año 2011

Escalabilidad, crecimiento e innovación son las características de los ganadores 2011. Las historias de estas nueve empresas son invitación para que más emprendedores escriban su propia historia.
Daniela Clavijo López

Christian, Ernesto y Patrick Vidal le dieron la vuelta a las ventas y a la fabricación de muebles. René y Uriel Salgado tuvieron la paciencia para esperar que un primer cliente creyera en su capacidad para modelar el acero. Moís Cherem, Jorge Camil y Raúl Maldonado formaron la terna que conquistó al gobierno del Estado de México con sus servicios de educación.

Determinación, paciencia, innovación y capacidad para convertir una idea en un negocio escalable son las características que definieron a las empresas que ocupan los primeros tres lugares de ‘Los emprendedores 2011' de Expansión. Ingenia Muebles, Concavus & Convexus y Enova no se detienen. El crecimiento promedio anual  conjunto de estas compañías es de más de 270%, y van por más.

En 2010, se registraron en el Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM) poco más de 740,00 empresas. De esta cifra, según datos de la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa (Spyme), 80% no llega al segundo año de operación. Ésta es la razón por la que nos dimos a la tarea de premiar sólo a los negocios que han probado su éxito en el tiempo, y que tienen más oportunidades para permanecer en el mercado.

Las nueve historias que forman la portada de este año tienen dos características comunes: un toque de innovación y crecimientos que podrían colocarlas a largo plazo entre las empresas más importantes de México. También tienen desafíos: mejorar su imagen, elegir su mercado y someterse a un proceso de profesionalización que haga que la empresa sobreviva al fundador.

Corregir las fallas
Encontrar a los emprendedores 2011 no fue sencillo, porque aunque cada año mejoran los casos, para Rodrigo Villar, director general de New Ventures México, los fundadores de empresas presentan una debilidad común: no tienen claridad en su modelo de negocios y carecen de habilidades directivas. Además, "siguen muy enfocados al producto y no al valor de la empresa", dice Villar.

El reto está en la educación. Por ejemplo, al juez Alfredo Castellanos, director del fondo de capital privado Protego, le gusta conocer empresas que fundamentan su valor en la propiedad intelectual. Lograrlo requiere un mayor vínculo entre las empresas y las universidades, un aspecto en el que ya trabaja la Spyme.

Ahora, la Secretaría de Economía trabaja para fortalecer los conocimientos de los empresarios. "Las estamos apoyando para que sean más competitivos, bajen sus costos de operación, eleven sus ganancias y organicen su negocio", dice Miguel Marón Manzur, subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría de Economía.

De los 33 emprendedores fundadores de las 20 empresas semifinalistas, 97% tiene estudios universitarios, 70% de maestría y sólo dos tienen doctorado. La educación importa, pero "lo más importante es que el emprendedor tenga capacidad administrativa y se capacite constantemente en temas de management", considera Arturo Saval, socio director del fondo Nexxus Capital.

El emprendedor de hoy es más profesional, asegura Villar, de New Ventures. El acceso a más información les ha permitido hacer planeaciones estratégicas, buscar fuentes innovadoras de financiamiento y establecer elementos institucionales desde el inicio.

No es fácil llegar al primer millón en ventas, pero es aún más difícil vender 100 millones de dólares, dice Saval. El papel de las empresas tractoras (grandes compañías que tienen como proveedores a las pymes) y los gobiernos, es crucial: "Las pequeñas empresas requerirán de los grandes compradores", dice el subsecretario.

El brinco requiere humildad y que los emprendedores definan a quién y qué necesitan para vender más. Joaquín Ávila, representante de The Carlyle Group y fundador del fondo EMX, un emprendedor es una persona muy enfocada, orientada a resultados y con capacidad para afinar su empresa cuando se requiera.

Salir de la caja
Kurago Biotek, empresa que comercializa alimentos que restauran la flora intestinal, refuerzan el sistema inmune y mejoran las condiciones de pacientes con insuficiencia renal crónica o cirrosis; tiene innovación, patentes y calidad en su equipo directivo. Pero no es suficiente, para seguir escalando sus ventas deberá ir más allá y pensar en la mercadotecnia.

Para Eric Descombes, presidente de Young & Rubicam México, son pocas las empresas que se atreven a hacer comunicación diferente. "Es una lástima. Su mayor ventaja contra los grandes corporativos está en la diferenciación", dice.

También debe tener la capacidad para reconocer que aunque su idea es provocadora e innovadora, muchas veces llega el momento en que el creador de la empresa debe ver sus deficiencias. Para Marón, éste es un tema que tiene que ver con el tamaño en que un emprendedor quiere ver su negocio. "La separación se hace cuando la empresa tiene un concepto de mayor tamaño y, por ello, requiere que se maneje de otra manera", señala el funcionario.

Dimas Jiménez tuvo la capacidad para crear una patente que le permitió empacar polvo de aguacate y otras frutas. Su ventaja es contar con un factor de innovación, que "es lo que determina que una empresa marque la diferencia y se mantenga en el mercado", comenta Marón.

Pero Quinasa, la empresa de Jiménez, tiene un desafío que refleja lo que viven los emprendedores: una idea extraordinaria puede no prosperar si su fundador carece de visión para generar riqueza. Sin embargo, pocas empresas en México aprovechan el conocimiento científico para resolver el problema de un consumidor, comenta Mauricio Santillán, director general de Visionaria.

La innovación no sólo está relacionada con el uso de tecnología o un invento. "Estoy convencido que en todos los sectores se debe poner un toque de innovación", señala Marón.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cambiar procesos para ahorrar costos, generar técnicas nuevas, cubrir segmentos desatendidos, buscar alternativas para cuidar la salud, crear empresas verdes y hacer un buen negocio de una patente, es la oferta de esta edición.


EMPRENDEDORES QUE VALEN
37 97%
años es la edad promedio de los 33 emprendedores. de los emprendedores participantes tiene estudios universitarios.
70% 2,429
de los emprendedores tiene maestría y 6%, doctorado. empleos directos son generados por las 20 empresas semifinalistas.
1,000
mdp suman las ventas de las 20 empresas semifinalistas.
FUENTE: Expansión.
Ahora ve
Jesús Campos relata su encuentro con Stephen Paddock, el pistolero de Las Vegas
No te pierdas
×