Los empresarios toman la estafeta

-
Javier Martínez Staines

Hace 25 años, las cinco primeras empresas entre Las 500 de Expansión eran paraestatales.  Para 1980, ya se habían colado dos firmas privadas –y regiomontanas– dentro de las primeras cinco. Un lustro después, dominaban la escena las tres grandes automotrices estadounidenses. En 1990, un Telmex reprivatizado se colocaba en el segundo sitio del ranking.

- ¿Cómo se llamó la obra? La iniciativa privada toma la estafeta de la inversión y el crecimiento económico. Sí, en efecto, en el 2000 México es un país muy distinto al del “arriba y adelante” echeverrista, al del Estado pulpo que lo mismo piloteaba aviones, refinaba crudo y enlazaba llamadas, que fundía acero, distribuía alimentos y fabricaba tractocamiones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Fuera de Pemex –la número uno de Las 500 desde siempre– y de la Comisión Federal Electricidad –que no informa jamás sobre sus finanzas–, las grandes corporaciones de México son ahora propiedad de empresarios mexicanos o son filiales de multinacionales. A partir de 1988, con la ola privatizadora emprendida por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, la iniciativa privada fue adquiriendo un papel creciente en la economía mexicana.

- ¿Qué ha pasado a lo largo de estos 25 años con los 25 punteros de Las 500?

Ahora ve
Chefs nacionales e internacionales se unen para repartir comida
No te pierdas
×