Los futuros reyes del petróleo

En la geopolítica del petróleo la unión de China e India contra Estados Unidos preocupa a los mer
Jehangir S. Pocha

Asegurar un flujo continuo de petróleo barato siempre ha sido una de las metas centrales de la política exterior y económica de Estados Unidos, y la posición preeminente de Washington en el mundo se basa en gran medida en su capacidad para lograrlo. Pero China e India compiten recientemente con ese país por asegurar los derechos de exploración petrolera en África, el sudeste de Asia, Asia Central y América Latina.

-

India ha invertido más de $3,000 millones de dólares en empresas de exploración global y ha dicho que continuará gastando $1,000 millones al año en más adquisiciones. Se espera que China, que ya ha invertido alrededor de $15,000 millones de dólares en campos petroleros extranjeros, gaste 10 veces más en la próxima década.

-

Expertos advierten que no hay suficiente petróleo en el mundo para cubrir las crecientes necesidades de China e India. Para 2010 India tendrá 36 veces más automóviles que en 1990. China tendrá 90 veces más y para 2030 tendrá más carros que los Estados Unidos, según el Instituto de Investigaciones Energéticas de Beijing.

-

Se espera que lleguen a las carreteras de China más de 4.5 millones de vehículos nuevos tan sólo este año. El país es ahora el principal importador de petróleo en el mundo después de Estados Unidos, consumiendo alrededor de 6.5 millones de barriles de petróleo por día; la cifra se duplicará para 2020. India, la segunda economía en más rápido crecimiento después de China, consume ahora cerca de 2.2 millones de barriles por día, más o menos lo mismo que Corea del Sur, y se espera que aumente a 5.3 millones de barriles por día para 2025, según la Administración de Información Energética de EU.

-

Los mercados petroleros están nerviosos. Hace poco Michael Rothman, analista de energía para Merrill Lynch, dijo que los precios crecientes del petróleo no eran tanto resultado de la guerra en Irak ni de la inestabilidad política en Venezuela y en Sudán, sino al extenso “acaparamiento” de China. India y China están agitando los mercados petroleros creando reservas diseñadas para proveer el mínimo colchón que necesita el país para salir de una crisis, algo parecido a la Reserva Petrolera Estratégica (SPR) de Estados Unidos.

-

Ambas naciones, también con una política nuclear, están aprovechando la tensión entre las relaciones de Estados Unidos con Irán, Libia, Vietnam y Myanmar extendiendo a estos países apoyo militar y político a cambio de abastos energéticos. Se prevé que Beijing suscriba en los próximos meses un importante convenio con Venezuela y su vecino Colombia, en cuyos términos podría construirse un oleoducto que conectará los campos petroleros venezolanos con los puertos a lo largo del Pacífico en Colombia. Esto permitiría que el petróleo venezolano sacará la vuelta al canal de Panamá y creará una nueva ruta directa hasta China. También hay señales de que China se anima a la idea de un eje Rusia-China-India, que, en cooperación con Irán, convertiría a la región rica en petróleo de Asia Central a su dominio.

-

China e India han firmado contratos multimillonarios de gas y energía con las repúblicas ex-soviéticas de Asia Central, como Kazakhstán, y Rusia, el principal proveedor de armas para ambos países. Pero lo que más preocupa a las potencias occidentales son los crecientes nexos de China e India con Irán, un país que Washington intenta aislar. Tanto Beijing como Nueva Delhi han firmado recientemente contratos de gas y de petróleo por 25 años con Irán con un valor colectivo de entre $150,000 y $200,000 millones de dólares, y ambos países también están haciendo más profunda su cooperación en la defensa con Teherán.

Diciembre 7 de 2004 ©.
Distribuido por Tribune Media Services Internacional.

Newsletter
Ahora ve
¿Qué es lo que necesita una persona para trabajar en Facebook?
No te pierdas