Los niños perdidos

-

En septiembre de 1998, Jairo Cervantes, de seis años, fue robado camino a su escuela, en Ocotlán, Jalisco. Seis meses después fue localizado en París y ahora está en su hogar, gracias a una campaña de La Pureza, empresa tapatía de lácteos, y la Fundación Nacional para la Investigación de Niños Robados y Desaparecidos (Find).

-

El caso de Jairo tuvo un final feliz, pero el robo de infantes va en ascenso. Según  Juan Manuel Estrada, coordinador de Find en Guadalajara, en 1998 se reportaron en el país 400 casos, niños en su mayoría de familias de escasos recursos, robados por bandas organizadas para explotarlos o prostituirlos.

-

La Pureza y Find difunden fotografías y datos de menores desaparecidos en los envases de leche y en carteles.  Según Marco Antonio Ponce de León, director comercial de Pureza, al día se distribuyen 300,000 envases en 11 estados. En 20,000 puntos de venta se colocaron 250,000 carteles.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se han difundido 43 casos,  habiéndose recuperado otro niño. “Son pocos; si otras empresas se sumaran a este esfuerzo tendríamos mejores resultados”, comenta Estrada. ¿Quién se apunta?

-

Ahora ve
Trece países de la OEA le piden a Nicolás Maduro suspender la Constituyente
No te pierdas
×