Los niños y Santa Claus

-

Si en un momento de existencialismo ha pensado en decirle a sus hijos pequeños la verdadera identidad de Santa Claus, los Reyes Magos o hasta del Ratón Miguelito, píenselo dos veces. Mantener este tipo de ilusiones el mayor tiempo posible tiene resultados positivos en la psique infantil, explica la logoterapeuta Rocío Arocha, vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Logoterapia. Antes de los seis años los niños pueden aprender que nacieron en un lugar bueno y generoso. El recibir regalos de una figura fantástica como Santa Claus, que no pone condiciones ni emite juicios acerca de cómo se portó el niño es interpretado por su inconsciente como que el mundo es pródigo y le da la bienvenida. La vida misma y los compañeros de escuela se encargarán de descubrirle el secreto alrededor de los ocho años y esa sacudida es también un paso hacia la madurez.

Ahora ve
‘Despacito’ se convierte otra vez en un éxito, pero en su versión con arpa
No te pierdas
×