Los postres de Lulú

Triunfó en Estados Unidos vendiendo gelatinas.
Vicente Gutiérrez

María de Lourdes Sobrino espera desmentir aquello de que nadie es profeta en su tierra. Después de haber triunfado en Estados Unidos, está por volver a México, con sus gelatinas.

-

La empresaria llegó al vecino país del norte hace 21 años, buscando el sueño americano… y lo encontró. Hoy su empresa factura poco más de $14 millones de dólares al año, tiene 100 empleados y distribuye más de 60 millones de gelatinas en el país vecino.

-

En los 80 instaló una agencia de viajes en la unión americana, con la que finalmente no le fue bien. Después de algunos intentos, vio en las gelatinas listas para comerse un gran negocio, pues en ese país no se conocían.

-

En 1982, con una inversión de $100,000 dólares, comenzó de manera artesanal a producir unas 300 gelatinas al día y las llevaba de tienda en tienda. Todo cambió cuando crecieron los pedidos. En 1989 la Small Business Administraition le prestó $1 millón de dólares, pese a que entonces no era ciudadana de aquel país.

-

En la categoría general del postre listo para comer, Lulu’s Dessert ocupa el quinto lugar en el mercado estadounidense, compitiendo con marcas como Kraft y Jello. Las casi 50 variedades de sus productos se distribuyen en todo Estados Unidos.

-

Sobrino ya prepara la distribución de sus comestibles en México, donde, según sus palabras, “los empaques de los postres son aburridos”.

-

La empresaria está por lanzar un plan de franquicias de su firma, así como nuevos productos para Estados Unidos, como horchata, crema, chorizo y tal vez queso.

Ahora ve
No te pierdas