Los quiere dejar fríos

Santa Clara le apuesta a las paletas heladas para hacer crecer su negocio.
–LC

La historia de esta firma se remonta a 1924, cuando era un establo en Pachuca, Hidalgo, con sólo 17 vacas que producían lo suficiente para abastecer a las familias cercanas. Actualmente tiene más de 2,500 cabezas y es una de las empresas lecheras más importantes del estado.

-

Santa Clara es hoy reconocida por su oferta de helados, pero apenas a mediados de los 80 decidió lanzarse a la conquista de ese sector. “Al observar una fuerte crisis por el control de precios y la introducción de la leche para el sector social, dio inicio la industrialización de la compañía. Al pensar qué íbamos a hacer con la leche, tomando en cuenta las medidas gubernamentales, decidimos empezar a fabricar helados. Pero al ver que todavía nos sobraba producto, empezamos a desarrollar yogur y queso fresco”, cuenta Julio Gómez, director de Comercialización.

-

Según el entrevistado, los primeros cinco años fueron difíciles debido a los costos de aprendizaje. Pero la marca encontró un nicho en el que sus rivales no habían entrado: el de un público de nivel medio y alto.

-

En los 90 la organización integró a las tiendas el servicio de cafetería. Hoy cuenta con más de 130 franquicias en el centro de la república mexicana (cuyo costo de apertura es de $60,000 dólares cada una).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Entre los planes inmediatos de Santa Clara está mejorar la exhibición de sus productos con nuevas vitrinas, un cambio de imagen que les llevará dos años. Su gran apuesta será su línea de paletas de crema y de frutas, entre las que se encontrará Diva. Estará cubierta de chocolate, como Magnum de Holanda y Mega de Nestlé, pero habrá en seis sabores. Con estas medidas la agrupación planea elevar 15% sus ventas.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×