Los ricos también lloran

Según estudios, el dinero realmente no hace la felicidad y los ricos sufren de estrés y éxito.
Hernán Iglesias-Illa / Nueva York

¿Cuánto influye un aumento de sueldo en nuestra felicidad? ¿Y un -departamento con vista al mar? No mucho, o durante no mucho tiempo, dice el -economista mexicano Luis Rayo, quien acaba de publicar un estudio económico -sobre la felicidad junto al premio Nobel de Economía Gary Becker. Según Rayo -–nacido en el DF en 1974, economista por el ITAM, doctorado en Stanford y hoy -precoz profesor de la escuela de negocios de la Universidad de Chicago–, los -humanos estamos programados genéticamente para acostumbrarnos rápido a las -cosas y así mantenernos en movimiento: siempre queremos un poco más.

- Esto era positivo en la antigüedad, pero en una sociedad donde domina el -estrés, las cosas son más complicadas. Rayo dice que el mito popular sobre que -“el dinero no hace la felicidad” es casi 100% verdadero.

- “Excluyendo a los muy pobres, sí, totalmente. Casi todas las mediciones -indican que los ricos no son más felices que las personas que tienen cubiertas -sus necesidades básicas”, explica. En el estudio de Rayo y Becker, los bienes -materiales no están categorizados por su valor absoluto sino por su -comparación con el pasado y con el prójimo.

- “Un rico que se muda a una mansión más pequeña estará inconforme. Y si -todos mis vecinos progresan menos yo, también me voy a sentir mal”. Los -autores usaron como modelo las sociedades primitivas. En ellas, buscar la -felicidad era necesario para mantenerse en movimiento y mejorar la especie. “La -felicidad ha sido siempre el gran motivador universal”, explica Rayo, pero ese -modelo, que está en nuestros genes, ha entrado en crisis desde la llegada del -estrés y la novedad de que el éxito puede enfermar. Además “el materialismo -es un callejón sin salida. Los países ricos se están preguntando: ‘Ya somos -ricos, ¿y ahora qué?’”, agrega Rayo.

Ahora ve
Así es como Donald Trump puso en aprietos al gobernador de Puerto Rico
No te pierdas
×