Los rollos del papel

-
Leopoldo Eggers

La cadena industrial de la celulosa y el papel integra la producción de fibras celulósicas vírgenes y secundarias con la producción de papel para escritura e impresión, higiénicos, cartulinas, cartón y cartoncillos. El sector lo conforman 52 empresas que poseen 67 plantas en 18 estados de la república. La mayoría (84%) se concentra en la producción de papel y cartón, y sólo 16% forma parte de empresas integradas.

-

De estas últimas Kimberly Clark, Procter & Gamble y Pondercel destacan en los segmentos productores de papel para escritura, impresión y papel crepado o tissue, mientras Grupo Industrial Durango, Empaques Ponderosa, Grupo Copamex y Smurfit Cartón y Papel de México dominan los segmentos de sacos, bolsas, cajas, envases y empaques de papel, cartón y cartoncillo.

-

Esta cadena fue una de las más dañadas con la apertura comercial y su situación se agravó entre 1991 y 1996, cuando enfrentó un mercado asediado por excedentes de materias primas y productos terminados de origen extranjero, muchas veces importados mediante prácticas desleales. En ese lapso –según cifras del INEGI–, el PIB de la división IV, correspondiente a las industrias de la celulosa, papel imprenta y editorial declinó de 0.94 a 0.83% su participación en el PIB total, y de 5.3 a 4.5% en el PIB de la industria manufacturera.

-

Esos años obligaron a las papeleras a desarrollar importantes esfuerzos de reestructuración, modernización operativa y posicionamiento estratégico para enfrentar la creciente competencia. Tales ajustes han propiciado que la situación empiece a mejorar: en los primeros nueve meses de 1997 el PIB del sector creció 13.8%, y ya superó en 2.2% el nivel de 1994.

-

De acuerdo con estimaciones de la Cámara Nacional de la Industria de la Celulosa y el Papel (CNICP), la producción de papel al cierre de 1997 rondó los 3.34 millones de toneladas, 7.5% más que en 1996, en tanto que el Consumo Nacional Aparente (CNA) se cifra en 4.15 millones de toneladas, es decir 10.7% más. A su vez, la producción de celulosa llegó a 522,000 toneladas, 2% arriba de los registros comparativos.

-

Como consecuencia del repunte del CNA las exportaciones apenas llegaron a 177,000 toneladas, cantidad 26% inferior a las 238,000 facturadas en mercados extranjeros en 1996, mientras las importaciones registraron un aumento de 24%, pasando de 758,000 a 940,000 toneladas. Con esto, las compras foráneas representaron ya no 20.2%, sino 22.7% del CNA de papel y sus productos. Según cifras de la Encuesta Industrial Mensual del INEGI, los segmentos más dinámicos en 1997 fueron los de papel bond, con un alza de 25.1%; papel kraft liner para envoltura, 31.2%; cartón corrugado, 27.6%; cartón duplex, 52.6%; cartoncillo 15%, y papel higiénico, 10.2%.

-

De mantenerse las últimas tendencias en los mercados mundiales y el crecimiento de la demanda interna, la cadena podría escalar el valor de su producción entre 4 y 5% durante 1998. Para este sector industrial, altamente consumidor de energía, la baja en los precios de los productos petrolíferos y del gas tendrá efectos positivos en materia de costos de operación.

-

Sin embargo, las implicaciones económicas de la crisis asiática para las empresas papeleras es aún incierta. Los países orientales son grandes consumidores y algunos –Indonesia, India y Malasia– son importantes productores de papel y celulosa. Por ello, una contracción profunda de estas economías ocasionaría una sobreoferta internacional, baja en los precios, actitudes comerciales agresivas en los mercados de estos productos y, por ende, una merma en la rentabilidad sectorial.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×