Última llamada, última

La cuenta final empezó. Los legisladores tienen la última oportunidad para rectificar y aprobar re
Alfonso Zárate

Última llamada, última: todavía queda una oportunidad para recuperar el -tiempo perdido, para salvar un sexenio lamentable, para pasar de la alternancia -a la transición. Aunque la Presidencia de la República parece haber tirado la -toalla hace tiempo, el pasado 1 de septiembre empezó a correr la cuenta final -para que los legisladores alcancen, por fin, acuerdos sobre esa agenda de -reformas estructurales que desde hace años el país espera.

- Más que un acto de inesperada generosidad política de parte de nuestros -legisladores, las razones para documentar esa mínima dosis de optimismo son -mucho más mundanas. En primer lugar, porque después de cinco años de gobierno -dividido, de tres legislaturas sin mayoría y dos de alternancia, hasta el más -perdido ya debió de reparar en que la pluralidad política llegó para -quedarse; eso significa que cuando se dice que el Ejecutivo propone y el -Legislativo dispone, no se trata de retórica sino de una de las nuevas -coordenadas democráticas, en las que tendrá que moverse el próximo gobierno, -al margen de su signo político.

- Gane quien gane la Presidencia de la República se encontrará con un país -con fuertes rezagos, cuya solución pasa por disolver el nudo gordiano que -mantiene atascada la agenda legislativa. En unas palabras, cualquiera de los -partidos con posibilidades de triunfo en 2006 se podría curar en salud, hacerse -un favor y, de paso al país, aprobando en este periodo legislativo alguna o -varias de esas reformas estructurales pendientes.

- No menos terrenal, otro buen argumento para que los legisladores hicieran -mucho más de lo que han hecho hasta ahora, es que por razones de elemental -sobrevivencia, por puro proselitismo, la clase política –esa que, en su -conjunto, se ha dedicado a decepcionar– diera algún motivo a la sociedad para -demostrar que, pese a todo, aún merece la pena salir a votar el próximo 2 de -julio.

- Por si no fuera suficiente, existe otra razón –incluso más poderosa que -las anteriores, pero desdeñada sistemáticamente– para que los legisladores -abandonen su mezquindad y miopía: la urgencia de legislar sobre temas que -aseguren la gobernabilidad del país y su viabilidad económica. La agenda ya se -conoce, pero vale la pena insistir en su importancia en términos de -gobernabilidad. Al margen de banderías político-ideológicas, el próximo -inquilino de Los Pinos tendrá que ir pensando en que dentro de un año su -gobierno tendrá que hacer frente a un país con una enorme carga fiscal -derivada de un régimen de pensiones insostenible en el cortísimo plazo, una -administración acotada por la falta de recursos (Hacienda poco se esfuerza en -resolver el problema de elusión y defraudación fiscales y tampoco hace gran -cosa para darle racionalidad al sistema de tributación), una planta productiva -nacional poco competitiva –la revolución educativa foxista fue otra promesa -incumplida– y con enormes rezagos en materia de legislación laboral, con un -sector energético que exige inversiones para seguir siendo no sólo rentable -sino viable.

- Ni qué decir de la crisis de seguridad pública que tendrá que encarar, y -de las contrahechuras jurídico-institucionales de un régimen político que se -mueven en varios tiempos (el del autoritarismo priísta y el de la democracia -que no acaba de cuajar), de la falta de estímulos institucionales para -construir acuerdos.

- Por donde se le mire, para ser gobernable este país necesita con urgencia -nuevas leyes y acuerdos, renovar consensos, revitalizar el pacto social, -instrumentar sin demoras los ajustes macroeconómicos necesarios frente a la -creciente competitividad global, parte de la responsabilidad recae en el -Congreso de la Unión.

- Última llamada para los legisladores: tienen una última oportunidad de -rectificar, de escribir su nombre en páginas que no sean las de la decepción -democrática, en las que hasta ahora se ha escrito la historia de este sexenio.

- El autor es director de Grupo Consultor Interdisciplinario.
-Comentarios: azf@prodigy.net.mx

Newsletter
Ahora ve
29 reos escapan por un túnel de un reclusorio de Tamaulipas
No te pierdas