Luis Ortúzar

-
YR

Cuando vio Titanic , de Barbara Standwyck, pisó la realidad. “Me impactó la tragedia humana, las clases, el contraste entre el lujo desmedido y la pobreza extrema”, cuenta Luis Ortúzar. Tal vez esta película fue el germen de su espíritu luchador. Para él, todos los trabajos aportan algo positivo a la experiencia, aunque sea sólo por dinero. Es un medio para llegar a lo que uno quiere, asegura. Trabajó para su tío como encuestador, pasó por L’Oréal, Sears y al fin, Christian Dior. De manejar presupuestos y números pasó a ser gerente de mercadotecnia, su reto hasta ese momento, noviembre de 1998, en que su jefe le sorprendió con la dirección general de Perfumes Christian Dior. ¿De aquí a 10 años? “Una experiencia en el extranjero estaría muy bien”, reflexiona. Aunque su trabajo no tiene horario fijo, busca tiempo para llenar el lado bohemio que tanto echa de menos. “Me encanta escribir poesía”. Su creatividad le ha servido para romper paradigmas en Christian Dior. Le encanta el olor del rocío en la mañana o el del atardecer lluvioso. Y lleva usando desde hace unos 10 años Eau de Savage , de Chrisitan Dior. Qué casualidad.

Ahora ve
Trump presume más de 100 millones de seguidores en sus redes sociales
No te pierdas
×