Luz verde

-

A pesar de la oposición, la alianza entre Citigroup y Banamex es todo un hecho; lo era desde que ambos bancos planearon su matrimonio, del cual informaron a las autoridades y al Presidente. Con el argumento de que los mayores beneficiados serían los clientes y que la llegada de la institución estadounidense era muestra de la confianza de los inversionistas extranjeros, el banco nacional trató, con éxito, de ocultar que en el pasado fue rescatado con fondos del IPAB. Lo mínimo, decían sus detractores, era que los nuevos dueños resarcieran una parte de lo que los contribuyentes aportaron al entonces Fobaproa. Los discursos y justificaciones de las autoridades, entre ellas la Comisión Federal de Competencia, sobraron porque las exigencias fueron mínimas para promover, dicen, una mayor competencia.

Ahora ve
Tras los resultados electorales, oposición venezolana descarta diálogo
No te pierdas
×