Madera para recuperarse

¿Apoltronados? Los muéblelos no pueden sentarse en sus laureles.
Guadalupe Rico Talavera

Después de haber sido golpeados primero por la apertura comercial y luego por la crisis económica, los muebleros jaliscienses por fin ven la suya. Una muestra de ello es que Juan Nicolás Hartz, presidente de la Cámara de la Industria Mueblera del Estado de Jalisco (CIMEJAL), pronostica que este ramo que agrupa a 1,093 empresas y genera 5,449 empleos cerrará el año con un crecimiento de 1.5 a 2%. “La recuperación es lenta, pero nos da pie para arrancar bien el año 2000”.

-

En buena parte, la tabla que ha permitido salir a flote al segundo gremio mueblero del país –después del mexiquense– son las exportaciones. Aun cuando Hartz considera que “la relación peso-dólar” les ha restado competitividad ante el extranjero, los fabricantes jaliscienses están colocando de 20 a 25% de su producción en los mercados internacionales.

-

El mueble rústico de madera es la línea de mayor venta en el  exterior, sobre todo en Estados Unidos y Canadá. De hecho, Jalisco y Puebla son los estados líderes en exportación de muebles rústicos, un tipo de producto que conforma 60% de la producción nacional.

-

Sin embargo, el presidente de la CIMEJAL advierte que el cliente internacional se ha vuelto más exigente. Para responder a los nuevos requerimientos y conservar y acrecentar mercados, el sector puso en marcha el Centro de Desarrollo de la Industria Mueblera, que incluye un centro de diseño y un área dedicada a la normalización, para crear estándares de calidad e incluso cubrir la normas del iso 9000.

-

Los proyectos de la CIMEJAL ahí no terminan. En enero abrirá el Instituto Nacional de Capacitación de la Industria Mueblera, para formar y desarrollar los recursos humanos que necesita un ramo que está demostrando tener madera para competir.

Ahora ve
No te pierdas